ENTRAR            

 


 

Enfermería Comunitaria (revista digital) ISSN: 1699-0641

 

 

EDITORIAL

 

 

Documentos relacionados

 Ir a Sumario

 

Documento siguiente

Enviar correo al autor

 

 

De la Declaración de Alma-Ata 1978, al Informe sobre la Salud en el Mundo 2008

Gerardo Tirado Pedregosa
Enfermero Gestor de Casos. Unidad de Gestión Clínica de Loja. Distrito Metropolitano Granada, España

Correspondencia: Avda. Pérez del Álamo, 18300 Loja, Granada

Enferm Comun 2008; 4(2)

 

 

 

Cómo citar este documento

Tirado Pedregosa, Gerardo. De la Declaración de Alma-Ata 1978, al Informe sobre la Salud en el Mundo 2008. Enfermería Comunitaria (rev. digital) 2008, 4(2). Disponible en <http://www.index-f.com/comunitaria/v4n2/ec0342.php> Consultado el

 

    Hace ya 30 años cuando un 12 de septiembre de 1978, representantes de 134 países (China fue la gran ausente) y de 67 organizaciones internacionales y no gubernamentales, fueron convocados en Alma-Ata (Kazajstán) por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), firmaron la llamada "Declaración de Alma-Ata".

En esta declaración se estableció la definición de la atención primaria de salud (APS) como: "la asistencia sanitaria esencial basada en métodos y tecnologías prácticos, científicamente fundados y socialmente aceptables, puesta al alcance de todos los individuos y familias de la comunidad, mediante su plena participación y a un costo que la comunidad y el país puedan soportar, en todas y cada etapa del desarrollo, con un espíritu de autorresponsabilidad y autodeterminación".1

También supuso para la APS, su reconocimiento internacional, gracias al impulso de profesionales, instituciones, gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, investigadores y organizaciones comunitarias, que decidieron afrontar la situación de desigualdad sanitaria de los países y hacer de la atención primaria de salud una realidad efectiva, para poder satisfacer las necesidades de salud de las poblaciones.

    La declaración de Alma Ata proponía a la atención primaria como la clave para poder alcanzar un nivel aceptable de salud para todos los habitantes del planeta. Además supuso un llamamiento en favor de la equidad, mayores coberturas asistenciales y la justicia social, con la iniciativa «Salud para Todos», ya que los servicios de salud de los países no conseguían llegar a la población sus actuaciones en salud, existiendo un problema de accesibilidad al sistema sanitario. Además se apostó por el poder de la prevención como herramienta para aumentar los niveles de salud, sin perder de vista que en la salud intervienen diferentes determinantes ajenos al ámbito sanitario, por lo que debería de existir una mayor colaboración y unión no actuándose de forma aislada y fragmentada.1

    Numerosos países concibieron la APS como un nivel primario de atención, es decir, la puerta de entrada de la población al sistema de salud y punto de contacto con la comunidad. Otros la APS la interpretaron exclusivamente como una herramienta de justicia social como la posibilidad de brindar atención de salud a las poblaciones pobres y marginadas, sin acceso a los servicios.2

Aún existiendo diferentes interpretaciones de la APS, se han conseguido no sin esfuerzo numerosos avances en pro de aumentar el nivel de salud, como puede ser: el acceso al agua, el saneamiento y la atención prenatal.2

Los resultados sanitarios han sido sin embargo más lentos de lo deseado, ya que podemos comprobar que aun existen personas que sufren y mueren a causa de enfermedades fácilmente prevenibles o tratables.2,3 Esto unido a que estamos viviendo en un entorno cambiante y condicionado por nuevos retos y realidades como la mayor prevalencia de las enfermedades crónicas, el fenómeno de la inmigración, el envejecimiento demográfico, nuevas enfermedades emergentes, la globalización y la urbanización rápida no planificada han generado algunos problemas e intensificado otros.2,3

Además en muchos países en desarrollo, la morbilidad está aumentando en un momento en que la salud pública está perdiendo su capacidad de respuesta y las poblaciones atendidas siguen sin poder contar con una atención sostenible, equitativa e integral que se pueda dispensar a un nivel adecuado ya que los sistemas de salud no han sido capaces de prestar servicios a una escala suficiente a quienes más los necesitan.2

    Todo esto nos hace preciso identificar los logros conseguidos desde Alma-Ata, así como analizar los fracasos y dibujar las líneas por las que discurrirá la Atención Primaria en el futuro.3

En esta línea la OMS, publicó el 14 de octubre, su Informe sobre la salud en el mundo 2008 "La atención primaria de salud: Más necesaria que nunca", donde establece cuatro conjuntos de reforma de la APS.4

En el informe la OMS entre otras cosas, propone que los países basen sus decisiones relativas al sistema de salud y al desarrollo de la salud en cuatro orientaciones o reformas normativas amplias e interconectadas: la cobertura universal, los servicios centrados en las personas, políticas públicas saludables y liderazgo.

-Reformas en pro de la cobertura universal; que garanticen que los sistemas de salud contribuyan a lograr la equidad sanitaria, la justicia social y el fin de la exclusión, dando prioridad sobre todo al acceso universal y la protección social en salud.

La OMS, reconoce que mantener esta cobertura de atención supone un desafío y esfuerzo económico para muchos países, por lo que propone un cambio en el sistema de pagos, pasando de los pagos directos que los define como los menos equitativos y eficaces a recomendar sistemas de mancomunación de fondos y de prepago como los planes de seguro.

-Reformas de la prestación de servicios; una reorganización de los servicios de salud en forma de atención primaria para poder responder mejor a las necesidades de las personas a través de prestación de servicios integrados en las comunidades, esto es, en torno a las necesidades y expectativas de las personas, para que sean más pertinentes socialmente y se ajusten mejor a un mundo en evolución, al tiempo que permitan obtener mejores resultados.

-Reformas de las políticas públicas, que mejoren la salud de las comunidades, mediante la integración de las intervenciones de salud pública y la atención primaria y el establecimiento de políticas públicas saludables en todos los sectores, ya que gran parte de lo que afecta a la salud se halla en gran medida fuera de la esfera de la influencia del sector sanitario, como pueden ser los ministerios de comercio, medio ambiente, educación , sin embargo se suele prestar muy poca atención a las decisiones de estos ministerios.

-Reformas del liderazgo, reformas que sustituyan la exagerada dependencia de los sistemas de mando y control, por un lado, y la inhibición y laissez-faire del Estado, por otro, por un liderazgo integrador, participativo y dialogante capaz de afrontar la complejidad de los actuales sistemas de salud. Todos los componentes de la sociedad -incluidos los que tradicionalmente no intervienen en la salud- tienen que participar, incluso la sociedad civil, el sector privado, las comunidades y el sector empresarial.4 Los responsables de la salud deben garantizar que los grupos vulnerables tengan una plataforma para expresar sus necesidades y que se preste atención a estas peticiones, intentando mejorar la investigación sobre sistemas de salud ya que es una esfera que a menudo recibe financiación insuficiente.4

    Como queda reflejado en el informe estas reformas relativas a la cobertura universal, la prestación de servicios, la política del sector público y el liderazgo no se pueden introducir como un modelo o un paquete uniforme hay que tener en cuenta las dificultades en relación a los distintos niveles de ingresos de los diferentes países, teniendo en cuenta que cada vez se gasta más dinero en salud, y se va adquiriendo más conocimientos para abordar los problemas sanitarios mundiales, e incluso mejores tecnologías médicas.4

El documento muestra una visión de futuro y se establecen unos objetivos elevados, expresando la convicción de que el mundo debe cambiar y es perfectamente capaz de hacerlo. Se centra en la equidad y la actuación sobre los grupos más desfavorecidos y vulnerables, teniendo por objetivo dotar a las personas de capacidad para sobrevivir y desplegar su potencial humano, proponiendo una atención de salud básica, integral y equitativa, manteniéndose los valores de la conferencia de Alma Ata valores de equidad, solidaridad y justicia social.4

    Tras la lectura del informe se pueden plantear algunos interrogantes:

¿Al perseguir estos cuatro objetivos de atención primaria de salud, los sistemas nacionales de salud podrán llegar a ser más coherentes, más eficientes, más equitativos y mucho más eficaces?

¿Se superarán antiguos obstáculos en el desarrollo humano que desde hace largo tiempo se creían irremediables: pobreza, enfermedades, entornos insalubres y muerte prematura por causas prevenibles?

¿Es la atención primaria de salud la mejor vía para alcanzar el acceso universal, la manera óptima de asegurar mejoras sostenibles de los resultados sanitarios y la mejor garantía de un acceso justo a la atención sanitaria?

¿Si se llegara a cumplir estas reformas la vida y las perspectivas de futuro de las poblaciones empobrecidas mejorarían?

¿Con estas reformas se podrán superar obstáculos tan importantes como son los sistemas de salud deficientes, la escasez de personal sanitario y el problema de la financiación de la atención a grupos empobrecidos de población?

En definitiva todo lo que sea sumar y no restar supondrá un aumento del nivel de salud de la población mundial.

Bibliografía

1. Organización Mundial de la salud. Declaración de Alma- Ata. Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud, Alma-Ata: OMS; 1978. Disponible en: http://whqlibdoc.who.int/publications/9243541358.pdf [Consultado el 23 de noviembre 2008].
2. Organización Panamericana de salud. Atención Primaria de Salud a 25 Años de la Declaración de Alma- Ata. Preguntas y respuestas. Disponible en http://www.paho.org/spanish/dd/pin/alma_preguntas.htm [Consultado el 24 de noviembre del 2008].
3. Prieto M. La atención primaria, 25 años después de Alma-Ata. Disponible en http://www.smmalaga.com/ap_25anos_almaata.doc [Consultado el 28 de Noviembre del 2008].
4. Organización Mundial de la Salud. Informe sobre la salud en el mundo 2008.La atención primaria de salud, más necesaria que nunca. Ginebra: OMS; 2008. Disponible en http://www.who.int/whr/2008/08_overview_es.pdf [Consultado el 23 de noviembre del 2008].

Principio de página 

Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-AKADEMIA
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería