ENTRAR            

 


 

PRESENCIA revista de enfermera de salud mental ISSN: 1885-0219

 

 

BIBLIOTECA

 

 

Comentar este articulo

 Sumario

Documento anterior

 

Enviar correo-e al autor

 

 

Manual de enfermería psiquiátrica
José Manuel Granada López y cols.
Barcelona, Editorial Glosa, S.L., 2009

Autor del comentario:
Juan Manuel Laguna Parras (Enfermero especialista en salud mental. Complejo Hospitalario de Jaén. Servicio Andaluz de Salud. Jaén, España)

Manuscrito aceptado el 21.8.2010

Presencia 2010 jul-dic; 6(12)

 

 

 

Cómo citar este documento

Laguna Parras, Juan Manuel. Manual de enfermería psiquiátrica, de José Manuel Granada López y cols. [comentario de libro]. Rev Presencia 2010 jul-dic, 6(12). Disponible en <http://www.index-f.com/presencia/n12/p0168.php> Consultado el

 


    Según la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), alrededor de 400 millones de personas sufren trastornos mentales o neurológicos o problemas psicosociales tales como los relacionados con el abuso del alcohol y drogas. Para el año 2.020 se prevé que una de cada dos personas padecerá un trastorno o enfermedad neuropsiquiátrica. El estrés, las condiciones laborales, la desestructuración familiar, la incorporación de la mujer al mercado laboral, el incremento de la edad de la población, la inmigración, la violencia, las conductas antisociales, la marginación, el consumo de drogas, son factores a tener en cuenta, a la hora de establecer acciones preventivas y terapéuticas. En cualquier caso, las enfermeras y enfermeros de salud mental tienen una mayor relevancia en la atención de la salud mental de la ciudadanía.

Cada vez es mayor el número de enfermeras de salud mental que utilizan la metodología enfermera en su ejercicio profesional, en aras de una actuación más especializada para la atención del paciente mental, aunque con frecuencia se han descuidado ciertos aspectos metodológicos básicos para la planificación de cuidados generales; siendo por ejemplo, muy común que la enfermera de salud mental haga uso de instrumentos de otras disciplinas para la valoración del estado de salud del paciente, que le han servido de información para conocer ciertos aspectos de éste, pero no para planificar su actividad propia.

La publicación referenciada es una obra del equipo de enfermería del Servicio de Psiquiatría del Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, continuación de otras dos anteriores, "Apuntes de enfermería psiquiátrica", publicada en 1997, y "Manual de enfermería psiquiátrica", que fue publicado en 2003. Una novedad que agrega (el referido manuscrito con respecto a las anteriores, es la incorporación de otros profesionales de diferentes recursos asistenciales, que han aportado nuevos matices al enfoque de la intervención enfermera. También incide más en la intervención terapéutica del profesional de enfermería y en las peculiaridades que la distingue de la de otros profesionales que intervienen en la atención al enfermo mental.

La obra se estructura a partir de una cobertura fundamental de todos los principios básicos de la Enfermería de Salud Mental, siendo de utilidad tanto para el alumno universitario como para los enfermeros profesionales que ejercen en una amplia variedad de entornos clínicos, como el hospital, el domicilio del paciente y otras zonas comunitarias.

El libro consta de catorce capítulos en los que se hace un repaso general a los diferentes trastornos psiquiátricos, pero además de ello incluye algunos capítulos sobre aspectos más concretos como pueden ser: la situación de la asistencia psiquiátrica en España, aspectos legales de la práctica de las enfermeras de salud mental, tratamientos biológicos, psicoterapias, etc.; pero cabe destacar dos de ellos: el capítulo dedicado a la adherencia terapéutica y el que está referido a la valoración de enfermería por patrones funcionales de salud. En cada uno de los capítulos se recogen los aspectos fundamentales a registrar en la valoración enfermera, así como los principales diagnósticos de enfermería utilizando la nomenclatura de la NANDA, aunque se echa de menos el código que pueda servir de orientación. Así mismo se recogen las principales actividades a realizar por parte de los profesionales de enfermería, aunque también se echa de menos que no se utiliza la nomenclatura NIC, actualmente bastante extendida y utilizada en la práctica enfermera de salud mental, así como la falta de valoración de estas intervenciones, ya que no se hace referencia a la utilización de los criterios de resultados enfermeros (NOC).

A pesar de estas deficiencias, en cuanto a la metodología enfermera, constituye un libro de consulta muy interesante que puede servir de apoyo a cualquier profesional de enfermería de salud mental para su práctica clínica diaria.

Principio de pgina