ENTRAR            

 


 

PARANINFO DIGITAL INDEX

 

 

 

 

 

 

 

Ir a Sumario

Documento anterior

Documento siguiente

Enviar correo al autor

Sin Ttulo

Modalidad de presentación: póster
Sección:
Cuerpo, Sociedad e Identidad

 

 

 

 

 

REF.: P-33
País: España

La anorexia nerviosa y los medios de comunicación
Diana Jiménez Rodríguez
Licenciada en Antropología Social y Cultural. Diplomada en Enfermería, Universidad Católica San Antonio de Murcia. Departamento de Enfermería. Guadalupe (Murcia), España

Correspondencia: Dpto. Enfermería, Universidad Católica San Antonio de Murcia. Campus de los Jerónimos. 30107. Guadalupe (Murcia), España

Rev Paraninfo digital, 2007: 1

 

Cómo citar este documento

Jiménez Rodríguez, Diana. La anorexia nerviosa y los medios de comunicación. Rev Paraninfo Digital, 2007; 1. Disponible en: <http://www.index-f.com/para/n1/p033.php> Consultado el 17 de Agosto del 2022

RESUMEN

Introducción: El cuerpo es concebido como un valor estético y se le atribuyen significaciones relacionados con el éxito y el poder.
Objetivos: Analizar la influencia de los medios de comunicación en el concepto de cuerpo.
Material y métodos: Triangulación de diferentes bases de datos del campo de la salud y de las ciencias sociales.
Discusión: El ideal de mujer occidental consiste en ser joven, guapa, alta y fundamentalmente delgada. De forma diaria se nos bombardea con mensajes, por parte de los medios de comunicación, en los que se nos insta a cambiar nuestro aspecto físico mostrando figuras esbeltas, en muchas ocasiones, retocadas a través de programas informáticos. De esta forma los medios crean modelos de cultura física cada vez más estrictos llegando incluso a no respetar las propias características corporales, es decir, las formas corporales propias de una mujer.
Conclusiones: En nuestra sociedad, la preocupación generalizada por alcanzar el cuerpo �ideal� lleva aparejado el surgimiento de problemas de salud. Así, para que la anorexia nerviosa (enfermedad derivada de la cultura) sufra una disminución en el número de personas que la padezcan, deberíamos incidir en los medios de comunicación para que difundan una idea de cuerpo adaptada a unos parámetros saludables.

ABSTRACT (Anorexia and mass media)

Introduction: The body is conceived as an aesthetic value and implications related to success and power are attached to it.
Objectives: Analize mass media influence in the body concept.
Material and methods: Triangulation of different health and social science data bases.
Debate: Western women model consists in being young, pretty, tall and basically slim. Every day we are bombed with mass media messages, in which we are implored to change our appearance showing, many times, retouched slim bodies through computer programs. This way mass media creates increasingly svelter figures, and they don't even respect body features, that is, the women actual body features.
Conclusions: In our society, the generalize fear about getting an "ideal" body comes together with healthy problems. Thereby, to decrease the number of people that suffer anxious anorexia (disease derived from culture), we should abet in mass media to make them promulgate a body notion adapted to a healthy parameters.
 

TEXTO COMPLETO

Introducción

En la actualidad reflexionar sobre el tema de la anorexia nerviosa es clave por diversas cuestiones.

En primer lugar, podríamos comenzar aludiendo a la gran importancia que posee en nuestra sociedad este trastorno alimentario. Cada día va en aumento y provoca infinidad de problemas e incluso la muerte a las personas afectadas, por no hablar del sufrimiento que les genera a sus familias.

En segundo lugar, podríamos decir que actualmente vivimos en una sociedad de culto al cuerpo, en palabras de Rodríguez � el culto al cuerpo, de su manifestación externa o saludable o estética es una de las expresiones más fuertes de la actualidad�.1

En tercer lugar, deberíamos reflexionar sobre este tema, puesto que, es de vital importancia llevar a cabo programas de salud dirigidos a la prevención de dicha patología, y por supuesto, el personal de enfermería tiene un papel fundamental en este contexto de acción. Hablamos principalmente de una prevención de tipo primaria para conseguir reducir la incidencia de dicho trastorno alimentario. Asimismo, uno de los actores clave que podría ayudar a la resolución de dicho problema son precisamente los medios de comunicación. Y ¿cómo es posible esto? Pues sencillo, promocionando una idea de cuerpo adaptada a unos parámetros saludables.

La sugerencia dada anteriormente consistente en el apoyo por parte de los medios hacia la prevención de la patología parece ser un asusto sencillo de implantar pero en absoluto lo es, puesto que, existen muchos intereses detrás. Nos referimos precisamente a nuestra sociedad de consumo. Puesto que, como bien sabemos, la función de los medios ha cambiado a lo largo de los años y como bien nos expresa García Reina �han dejado de ser un elemento cultural, educativo, cargado de responsabilidad social para servir a los ciudadanos, para convertirse en meras plataformas empresariales generadoras de beneficios económicos�.2

No hace falta pensar mucho en esta cuestión para estar de acuerdo con esta afirmación, debido a que, los medios a través de sus muchos recursos, y entre ellos a través de la publicidad, nos instan a cambiar nuestro aspecto físico en pos del cuerpo �ideal� anunciado por ellos, y que no es otro que el de la extrema delgadez. Y para aproximarse a este ideal, en nuestra opinión inalcanzable visto desde el prisma de unas bases saludables, es necesario consumir una serie de productos, tales como alimentos bajos en calorías, productos adelgazantes, cremas reafirmantes, tratamientos de belleza, cirugías etc.; que generan unos beneficios altísimos a las grandes empresas suministradoras de estos productos. Y todo ello para llegar a tener el cuerpo �ideal� anunciado en los medios. Y ¿por qué? Porque tenemos asumido, y aún más las mujeres, que el éxito social va ligado al aspecto físico.

Objetivo

Analizar la influencia de los medios de comunicación en el concepto de cuerpo.

Material y métodos

Triangulación de diferentes bases de datos del campo de la salud y de las ciencias sociales.

Discusión

Los medios de comunicación crean modelos de cultura física y actualmente se promociona que la mujer debe de ser bella, alta y delgada. Asimismo, el éxito social va ligado al aspecto físico.

Vivimos desde el siglo XX en una época de culto al cuerpo que lleva, principalmente a las mujeres, a una espiral de riesgos graves para su salud por llegar a conseguir una belleza imposible.3

La idea de cuerpo está mediatizada por la cultura y los medios de comunicación son los encargados de difundirla. Y a su vez, los medios expresan modelos cognitivos que son asumidos por la población. Resumiendo, podríamos decir que nos encontramos ante un círculo vicioso, puesto que, los medios de comunicación son un potente difusor de modelos y conductas sociales. Pero además, éstos mismos se hacen eco de lo que demanda la sociedad, que a su vez se ha gestado en el seno de los medios.

El problema reside en que dichos medios de comunicación no propagan figuras sanas sino figuras extremadamente delgadas.

Una idea a la que siempre aludimos por ser brillante y además muy clara es la idea de Bruch de añadir una advertencia sanitaria a los anuncios de moda, al igual que se hace con el tabaco: La advertencia es la siguiente: �La modelo de este anuncio no tiene un cuerpo sano. Su imagen ha sido alterada, no llega al peso mínimo deseable y sufre de anorexia nerviosa�.4

Además, de forma sutil se nos invita a consumir multitud de productos para conseguir el �ideal� de cuerpo de la sociedad actual.

Pero volviendo a la acción de los medios sobre los individuos, todos somos conscientes de la gran importancia que poseen actualmente los medios de comunicación en nuestro contexto social. También conocemos la gran influencia que tienen sobre los individuos y, de forma más intensa, sobre los más jóvenes, personas de naturaleza aún inmadura propia de la adolescencia, por ser un período en el que todavía se está desarrollando la personalidad del individuo, por tanto, este es un momento de gran fragilidad pues se tiende a imitar modelos. Asimismo, �Los jóvenes tienden a la imitación y a la comparación con los semejantes, y la imagen física es un elemento clave de comparación, que en un adolescente con baja autoestima, puede denotar la decisión de hacer dieta, puerta de entrada de los TCA�.5

Lo que pretendemos expresar es que en la adolescencia sus valores todavía no son sólidos y lo que se desprende de los medios, centrándonos en la idea de cuerpo, son valores tales como que el éxito social y el poder está relacionado con la belleza y la delgadez de la silueta.

Estos valores son asimilados por nuestros jóvenes y, por tanto, su objetivo es llegar a alcanzar el canon de belleza y así lograr el éxito y, por consiguiente, la felicidad. Pero lo que ellos no son capaces de discernir es que esa exagerada delgadez promovida por los medios no les llevará a alcanzar la tan ansiada admiración de los demás y mucho menos la felicidad sino que les llevará a lo contrario, a una infelicidad permanente pues, en muchas ocasiones, caerán en un pozo de amargura llamado anorexia nerviosa. Y es que la obsesión por conseguir el cuerpo perfecto publicitado en los medios les lleva a desarrollar problemas de salud, fundamentalmente trastornos de la alimentación, del tipo de la anorexia nerviosa o la bulimia.

No podemos dejar que nuestros jóvenes asuman estos valores promovidos por los medios. Pues los valores que inculcan a los jóvenes son el culto al cuerpo, a la belleza y a la eterna juventud, además de un totalitarismo estético.2

Por último señalar que, como muy acertadamente apuntan Márquez y Jáuregui �actualmente, la preocupación por la belleza resulta excesiva y agotadora. En consonancia con la era del consumismo en que nos encontramos, la publicidad invita a las mujeres a gastar constantemente su dinero en productos de belleza, cuantos más mejor� (6) Así, el objetivo es que todas las mujeres consumamos productos para que cada vez seamos más guapas y más delgadas. Y por si acaso se les escapa mercado a las empresas, si ya son guapas y delgadas se debe de consumir también para no dejar de serlo.

Conclusiones

La anorexia nerviosa es una enfermedad derivada de la cultura y para que ésta sufra una disminución en el número de personas que la padecen, deberíamos incidir en los medios de comunicación para que difundan una idea de cuerpo adaptada a unos parámetros saludables para que se alivie la presión a la que se someten a los jóvenes y así podamos reducir la insatisfacción que, en muchos casos, deriva en trastornos de la conducta alimentaria. Como ya hemos comentado es algo difícil de conseguir debido a los intereses que existen detrás del actual ideal corporal. Genera muchos beneficios económicos tener un modelo prácticamente inalcanzable para la población. Esto hace que se consuman infinidad de productos para su consecución.

Desde entornos de socialización tales como la familia y la comunidad debemos de inculcar valores para que los individuos más jóvenes y, por tanto, más vulnerables lleguen a conseguir desarrollar habilidades para la elaboración de un correcto concepto de cuerpo adaptado a la realidad y las autoridades sanitarias tienen también un papel fundamental es este asunto.

Debemos proporcionar las herramientas necesarias para que los jóvenes puedan comprender de forma adecuada y real su propia valía.

En cuanto al consumo de productos de belleza y adelgazantes, debemos de tener en cuenta que vivimos en una sociedad fundamentalmente consumista, por tanto, aunque no podamos cambiar completamente este estilo de vida en la que estamos inmersos, que al menos sea lo más moderado posible y adaptado a nuestras necesidades reales.

Entendemos que deberíamos cuidar nuestra silueta, ya no sólo por aspecto físico sino por salud, pero no hasta el punto de hacer la conducta enfermiza, que es lo que se está consiguiendo actualmente, puesto que, los cánones de belleza se han puesto tan estrictos que no se pueden alcanzar. Y ni siquiera lo alcanzan las modelos que son retocadas mediante programas informáticos para adaptarlas a las necesidades del mercado. Y las que consiguen llegar a esos límites en la mayoría de las ocasiones mueren de inanición. Esta es una gran paradoja de la vida, como en el mundo unos mueren por no tener nada para comer y otros teniéndolo todo mueren por aspirar a tener un cuerpo ideal, pues:

�en nuestra sociedad funcionan estereotipos�3 tales como que �el ser delgado recibe un mayor reforzamiento social, lo que se traduce en una mayor aceptación personal y mayores posibilidades de éxito�.3

Bibliografía

1. Rodríguez, A. Comunicación corporal en los medios, Revista Latinoamericana de Comunicación Chasqui, 2003, septiembre, nº 83. Disponible en:
<http://www.comunica.org/chasqui/83/kauth83.html> [consultado 20 mayo 2007].
2. García Reina, L. Juventud y medios de comunicación. La televisión y los jóvenes: Aproximación estructural a la programación y los mensajes. Ámbitos. 1
er y 2do semestres, nº 11-12. 2005. pp. 115-129.
3. Herrero Aguado, C. Mujer y Medios de Comunicación: Riesgos para la salud. Trastornos de la Conducta Alimentaria 1. 2005. pp: 55-75.
4. Bruch, H. La jaula dorada. El enigma de la anorexia nerviosa. Paidós: Barcelona. 2002.
5. Carrillo Durán, Mª Victoria. Factores socioculturales en los TCA. No sólo moda, medios de comunicación y publicidad. Trastornos de la Conducta Alimentaria 2. 2005.pp120-141.
6. Márquez Guerrero, M y Jáuregui Lobera, I. La imagen de la mujer en los medios de comunicación: textos periodísticos y publicitarios. Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid. 2006. Disponible en:
<http://www.ucm.es/info/especulo/numero33/mujermc.html> [consultado 25 julio 2007].

Principio de p᧩na 

Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-AKADEMIA
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería