ENTRAR            

 


 

Revista INDEX DE ENFERMERIA (Edición digital) ISSN: 1699-5988 24125

 

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Documentos relacionados

Version PDF

 Ir a Sumario

Documento anterior

Documento siguiente

Enviar correo al autor 

 

 

 

 

Puntitis: el acúmulo desmesurado de puntos

Jessica Medina García
X Programa Minerva Jóvenes Investigadores, Fundación Index, Granada, España

Index de Enfermería [Index Enferm] 2015; 24(1-2): 102-103

 

 

 

 

 

 

 

Cómo citar este documento

 

 

Medina García, Jessica. Puntitis: el acúmulo desmesurado de puntos. Index de Enfermería [Index Enferm] (edición digital) 2015; 24(1-2). Disponible en <http://www.index-f.com/index-enfermeria/v24n1-2/24125.php> Consultado el

 

 

 

Sr. Director: En el ámbito asistencial público de la Enfermería española cada vez existen menos contratos y mayor rivalidad entre los candidatos a causa de la crisis y los recortes. Por este motivo, recién titulados y enfermeros poco experimentados se ven obligados a ingeniárselas para situarse en una posición aceptable dentro de las bolsas de trabajo. Estas bolsas no son más que un listado de profesionales aspirantes a un contrato laboral, ordenado en función del acúmulo de puntos mediante papeles1 baremables. Es aquí, donde entra en juego lo que se denomina crisistunidad. Este neologismo procede de la cultura china, donde utilizan la misma palabra para decir "crisis" y "oportunidad" (simbolo, weiji; simbolo, "crisis" y simbolo,"oportunidad"). Este escenario ha estimulado la creatividad picaresca del colectivo sanitario, de tal manera que ha comenzado a verse la crisis como una oportunidad de reinventarse.
    Los profesionales se sienten atrapados ante un sistema burocrático de gran exigencia, con poca uniformidad en la valoración de puntos a lo largo del territorio español,
2 y cada vez menos generoso en su oferta y condiciones de trabajo. Por esta razón, los sanitarios han estudiado con detenimiento las bases de las bolsas de trabajo temporal en busca de posibles apartados con los que inflar sus expedientes y escalar en los listados, ya que cuanto mayor sea el número de puntos conseguidos mayores serán sus posibilidades de trabajo. Hasta aquí todo discurre con una normalidad lógica. Sin embargo, la obsesión por la obtención inmediata de resultados visibles ha conducido a algunos de ellos a actuar de manera inapropiada. A propósito de esto, hablaré concretamente sobre los apartados de formación postgrado y trabajos científicos, ya que estos han pasado desapercibidos hasta el momento en el caso del Sistema Andaluz de Salud (SAS), y ahora están surgiendo alrededor de ellos un conjunto de conductas de las que soy consciente y me gustaría compartir.
    El apartado de formación posgrado incluye: títulos de másteres y expertos universitarios oficiales. Los profesionales que se lo pueden permitir económicamente se aventuran a realizar dos másteres o tres expertos con el único fin de conseguir el máximo de puntos en este apartado, ya que este es el único modo de ascender mientras no llega el trabajo. Entre los propios sanitarios corren rumores de que hay algunos posgrados que puntúan en bolsa, que son baratos, online, que no requieren trabajo fin de máster, y además se pueden conseguir los exámenes fácilmente. De esta forma todos ganan. Entidades educativas ofrecen poca exigencia en la obtención del título a cambio de la seguridad de tener alumnos, y estos últimos adquieren un certificado que le concede puntos a cambio de un mínimo esfuerzo y un desembolso económico.
    Algo parecido pasa con los trabajos científicos. Este apartado incluye: libros, capítulos de libro, artículos de revista, ponencias, comunicaciones, premios y oposiciones superadas. Este cajón donde amontonar puntos suena tentador por el gran valor que se le concede, pero lo ven lejos de sus posibilidades por el carácter científico que exige. Aún así, presentan curiosidad y deciden averiguarlo por sí solos. La vía más rápida es la publicación de libros, y se ponen manos a la obra y solicitan el número de ISBN (Internacional Standard Book Number). Una vez que realizan los libros pasan victoriosos los comités de valoración, pero el entusiasmo se acaba cuando los organismos se percatan de las actuaciones fraudulentas ya que estos no cumplen con el carácter científico.
3 Al ver fracasado el intento de los libros siguen acechando y rápidamente se han dado cuenta de que en algunos congresos el nivel exigido por parte de los comités científicos para presentar pósters o comunicaciones no es muy alto. A raíz de aquí, forman grupos de trabajo y juegan con la autoría de los "estudios científicos" y con la comunidad científica. En estos grupos existe una responsabilidad individual por trabajo y una autoría compartida, independientemente del grado de participación que se haya tenido en la investigación.4 Arrastrados por el ansia de acumular puntos, escogen aquellos congresos a los que se pueden enviar un número ilimitado de comunicaciones, ya que obtendrán una mayor rentabilidad con una mínima inversión. Estos numerosos trabajos de dudoso rigor científico llegan a ascender hasta la asombrosa cifra de treinta pósteres por autor y congreso. Además, algunos de ellos, son enmascarados y presentados en otros congresos.
    Una vez llegados a este extremo, indudablemente el profesional padece puntitis. Este término procede de la palabra "puntos" (del latín punctum) y de la terminación "-itis", empleada en el campo de la medicina para designar una inflamación o infección. Por tanto, se puede definir puntitis como el síndrome caracterizado por acumular el máximo de puntos permitidos en las bolsas de trabajo en el menor tiempo posible de una forma inapropiada. Este padecimiento puede desarrollarse de forma aguda, y tras un periodo de reflexión ética desaparecer, o evolucionar a la cronicidad a expensas de la propia reputación.
    La regularización de la formación de postgrado mediante el Real Decreto 56/2005,
5 otorgó a la Enfermería la oportunidad de acceder a la enseñanza superior y al doctorado, sin necesidad de acudir a otras vías como la realización de ciclos superiores de otras licenciaturas para culminar con la máxima acreditación académica universitaria. Pero en la actualidad, ¿para qué sirve tanta formación de postgrado si no es de calidad?, ¿para qué estudiar las bases de la investigación en postgrados si los conocimientos no se utilizan correctamente? Con este real decreto la Enfermería dio un paso hacia adelante, y entre todos se debería evitar dar pasos hacia atrás construyendo senderos que conduzcan al crecimiento de la sociedad del conocimiento enfermero. Por suerte, son solo unos pocos los que realizan estas conductas inadecuadas, pero a pesar de ello, me siento en la obligación de defender mi profesión y luchar por una Enfermería digna, ya que la reputación de la Enfermería lo es todo. Por eso, hay que salvaguardarla y combatir contra situaciones de este tipo, ya que por encima del interés individual debería imperar el interés colectivo.
    En definitiva, podemos decir que la situación actual de crisis, las entidades educativas, los congresos lucrativos poco estrictos y las políticas institucionales de evaluación de méritos, están incentivando el desarrollo de estrategias de defensa por parte de los aspirantes como las descritas anteriormente, ya que están premiando la posesión de papeles y no de conocimiento.
1 Todas las partes implicadas de cualquier manera, deberían reflexionar sobre estas cuestiones, y actuar en consecuencia ante este fenómeno, pues si no intervenimos rápido en fijar criterios sobre la calidad de los estudios de postgrado baremables, en el número de comunicaciones por congreso, rigurosidad de los trabajos presentados, y en la calidad y transparencia de los eventos, el síndrome puntitis se propagará viralmente y pasará lo mismo que con el sonado fraude de las publicaciones de los libros del SAS.2

Bibliografía

1. Amezcua, Manuel. Papirolatría: Cuando el papel vale más que el talento. ENE. Revista de Enfermería. Dic. 2013; 7(1). Disponible en http://ene-enfermeria.org/ojs/index.php/ENE/article/view/375/pdf_21 [acceso: 22/01/ 2014].
2. Martínez Tofé, Jesús; Corcuera Cantabrana, Ana; Mir Ramos, Eduardo; Castro Salanova, Rafael; Sancho Pellicer, Antonio; Aguiló Anento, Bernardo. Estudio comparativo de los diferentes procesos de selección de empleo temporal de las comunidades autónomas españolas. Tesela 2010; 8. Disponible en http://www.index-f.com/tesela/ts8/ts7445.php [acceso: 25/02/2014].
3. Moreno Jerez G. El SAS pone freno a la picaresca para sumar puntos en su bolsa de empleo. Diariodejerez.es. 14/05/2013. Disponible en http://www.diariodejerez.es/article/jerez/1522862/sas/pone/freno/la/picaresca/para/sumar/puntos/su/bolsa/empleo.html [acceso: 27/02/2014].
4. Martínez Betancur, Octavio. Autoría científica merecida y responsable. Rev Fac Med. 2007; 55: 115-125. Disponible en http://www.scielo.org.co/scielo.php?pid=S0120-00112007000200005&script=sci_arttext [acceso: 30/01/2014].
5. Real Decreto 56/2005, de 21 de enero, por el que se regulan los estudios universitarios oficiales de Postgrado, BOE, 25/01/2005; 21:2846-51. Disponible en http://www.boe.es/boe/dias/2005/01/25/pdfs/A02846-02851.pdf [acceso: 07/03/2014].

 

 

Principio de página 

 

 

Comentarios

DEJA TU COMENTARIO     VER 5 COMENTARIOS

Normas y uso de comentarios


Jessica Medina Garcia el 02/02/2017 a las 10:13:27:
Hola compañero, he de confesarte que he tardado un mes en contestarte porque aún estoy digiriendo tu terrible experiencia. Nunca podía haberme imaginado un corta y pega "tan fiel a la realidad". De todos es sabido que la invitación se basa en los conocimientos que otros investigadores han estudiado, al igual que la construcción de una casa se basa en su cimientos para poder hacer algo grande algún día. Por tanto, es normal que haya veces que sea necesario o incluso irremediable poner textualmente lo que otro "colega" a escrito en su estudio, pues hay cosas que mejor no se pueden explicar. Sin embargo, una vez, un sabido profesor me enseñó que "copiar literalmente no es pecado, "si se honra al que honra merece". Lo que con esto quiero decir es, que si escribes una idea en tu artículo que no sea originalmente tuya debes citar a aquella persona que te influenció en escribir aquello ¿y como se traduce esto en investigación? Simplemente citando el artículo en el que te has basado.

Por tanto Juan Francisco, muchas personas estamos contigo, pero el problema es que aunque seamos muchos los que pensamos de este modo no hacemos nada para remediar esta situación. Por consiguiente, debemos ir todos a una y denunciar actos como estos. Tampoco quisiera que esto se convirtiera en fustigar al que erra unas cuantas veces, pero sí concienciar a la gente de que las consecuencias de sus actos no son solo suyos cuando se trata de representar a un colectivo.

Y por último, quisiera decirte algo muy muy importante: no dejes ni que lo más mínimo deje de alimentar al gusanillo de la investigación que llevas dentro.

Un cordial saludo




juan fco reyes el 31/12/2016 a las 16:04:31:
31-12-16

cARTA ABIERTA A LA ENFERMERA CORDOBESA QUE PLAGIO MI ARTICULO CIENTÍFICO

Estoy molesto, muy enfadado. Una enfermera, una compañera, ha plagiado mi artículo científico "Presentismo en Enfermería. Implicaciones en seguridad del paciente. Posibilidades de control y reducción" que publiqué el pasado año 2014 en la revista Enfermería Global. Muchos de ustedes quizás reconozcan la rabia y frustración que se siente.

Muchas veces los artículos se parecen, pero esta vez no. Mientras lo leía pasé del enfado a la sorpresa y luego a la indignación y luego al enfado otra vez al comprobar que se trataba de un auténtico corta y pega de mi artículo original, un "fusilamiento" en toda regla, párrafo por párrafo copiados textualmente. Toda la introducción, todos los resultados, toda las conclusiones, sin referirse en ningún momento a mi anterior trabajo. Lo único que no cambiaba era el título.

Mi indignación se convirtió en vergüenza ajena y ésta en rabia, pesadumbre y tristeza al advertir en una simple comprobación en los listados de la bolsa de empleo del SAS que esta autora tiene 20 puntos en el apartado de producción científica. El tope, el máximo, vamos lo que llamamos en mi tierra una auténtica "máquina".

Ahora te explico por qué me molestó tanto todo esto:

En primer lugar porque hay mucho trabajo detrás de mi artículo. muchas horas robadas a mi mujer a mi familia, muchas tardes, meses dedicados a revisar bibliografía, casi toda en otro idioma, muchas correciones, mucho esfuerzo del que tú te has apropiado.

En segundo lugar, como persona que honesta y rigurosamente ha dedicado tanto de su tiempo a la investigación y a la docencia (he sido profesor asociado universitario de enfermería durante cinco años y he recibido varios premios por mis investigaciones) siempre me abochorna enterarme de que alguien comete una acción tan degradante y deplorable como el plagio. Los plagios son fraudes, son engaños, son robos de la propiedad intelectual ajena, son mentiras, son corrupción y son delitos tipificados por ley y los que lo comenten se exponen a sanciones, multas e indemnizaciones.

En tercer lugar como enfermero, lo que usted ha hecho me parece muy grave y vergonzante, que es desprestigiar y manchar el nombre de nuestra profesión, infligirle un gran daño, minarle su ánimo en la búsqueda de su excelencia a través de la labor investigadora que tanto esfuerzo fuera de nuestra profesión nos cuesta que nos sea reconocida.

Te pido tan sólo dos cosas para al menos enmendar en algo lo sucedido:

La primera valentía de demostrar públicamente que no ha plagiado usted de forma masiva toda su obra científica, de demostrar con absoluta transparencia que no es un fraude que le habría valido para ir cimentando y conquistando poco a poco puntos en bolsas de empleos. De ponerse a disposición de todos aquellos que quieran resolver sus dudas.

La segunda, una disculpa pública, una aclaración de responsabilidad de estos actos a través de los órganos de difusión del Colegio de Enfermería. Una disculpa formal, no una pseudojustificación como la que usted me envió el pasado 20 de diciembre por mail donde más o menos lo calificaba todo como un malentendido y me decía que lo que había hecho era continuar buscando artículos que ampliasen la temática.

Por último quisiera expresar mi mayor agradecimiento en esta carta a D. José Siles, editor de la revista Cultura de Cuidados por su pronta respuesta al retirar el artículo plagiado y sustituirla por una nota del editor que da cuenta del plagio y redirecciona a cualquier investigador a mi artículo original.
Jessica Medina Garcia el 04/06/2015 a las 11:08:03:
Parece ser que todos estamos de acuerdo que la situación actual necesita un cambio. La alternativa que jcanalitos propone sobre la evaluación del profesional mediante simulación de situaciones clínicas es bastante buena engloba el saber, saber cómo y demostrar cómo. Deberíamos dejar de quedarnos de brazos cruzados y crear conciencia entre los propios profesionales de la importancia del conocimiento enfermero y hacer comprender que el mercadeo del conocimiento no favorece el crecimiento y desarrollo de nuestra profesión. Actualmente tenemos la posibilidad de adquirir el máximo nivel académico universitario, el doctorado y con ello se abren un sin fin de puertas. Sin embargo, estas actitudes repercuten negativamente y somos nosotros/as mismos/as los/as que nos echamos tierra encima.

Gracias por vuestros comentarios, enriquecen y dan sentido a la publicación de artículos
jcanalitos el 02/06/2015 a las 02:36:04:
Totalmente deacuerdo con lo que se explica en el articulo. Pero parte de esto tambien es porque no se realizan evaluaciones de la practica asistencial de manera individual. Porque aunque la parte de conocimientos es muy importante, hay una parte de puesta en practica que creo no se debería de omitir. Se que es complicado, pero se realizan evaluaciones de las nuevas enfermeras y las no tan nuevas. Tal vez con (ECOE) evaluaciones clínicas objetivo estructuradas, podría ser otro elemento de baremación.
Elena el 01/06/2015 a las 09:14:32:
Gracias por el artículo...La cruda realidad enfermera...nuevamente (dicho con connotaciones históricas), la Enfermería tiene la oportunidad de CREER y HACER VISIBLE su profesionalidad exigiendo y eligiendo calidad. Y es que, aún teniendo un mínimo de curriculum decente, quizás, esta realidad nula de oportunidades laborales permita la revisión de puestos de trabajo en el que la experiencia exigida no sea un obstáculo para ir renovando la Enfermería Española. Graduada en Enfermería.

Hay un total de 5 comentarios


INTRODUCIR NUEVO COMENTARIO

Para enviar un comentario, rellene los campos situados debajo. Recuerde que es obligatorio indicar un nombre y un email para enviar su comentario (el email no sera visible en el comentario).

Nombre:
e-mail:
Comentario:

 

 

Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-AKADEMIA
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería