ENTRAR            

 


 

Index de Enfermera Digital

 

 

 

EDITORIAL

Clic sobre el nombre del autor para ver datos biogrficos

 Ir a Sumario

 

Documento siguiente

Enviar correo al autor 

 

 

 

 

Universalizar el conocimiento enfermero

Manuel Amezcua
Director de Index de Enfermería, Granada, España

Index de Enfermería [Index Enferm] 2002; 39:7-8

 

 

 

 

 

 

 

Cómo citar este documento

 

 

Amezcua M. Universalizar el conocimiento enfermero. Index de Enfermería [Index Enferm] (edición digital) 2002; 39. Disponible en <http://www.index-f.com/index-enfermeria/39revista/39_articulo_7-8.php> Consultado el

 

 

 

 Desde hace 15 años la Fundación Index viene trabajando para aproximar a las enfermeras las fuentes bibliográficas sobre enfermería y áreas relacionadas. El primer vehículo utilizado para difundir las fuentes documentales que durante los últimos lustros han usado las enfermeras fue la revista Index Comentado de Enfermería (1988), como actualmente lo es la revista Index de Enfermería (1992). En aquellos momentos iniciales, finales de los ochenta, en los que era muy difícil localizar la producción científica periódica de la enfermería escrita en español, el mundo de las telecomunicaciones y de la información estaba comenzando a gestarse y los mejores equipos informáticos eran un lujo y ofrecían unas prestaciones muy limitadas. En esta situación la revista Index de Enfermería era el único recurso de enfermería en español para localizar información de utilidad a las enfermeras1. A lo largo de los últimos años hemos asistido al vertiginoso desarrollo de la sociedad de la información, el acceso generalizado a Internet, la gratuidad de las bases de datos bibliográficas, la recuperación de documentos en tiempo real, etc. En la enfermería también se ha notado esta explosión de la información. Un ejemplo de ello es la posibilidad de consultar de manera gratuita la producción científica de la enfermería en español en la base de datos bibliográfica CUIDEN, producida por la Fundación Index2.

Esta transformación del concepto de información y de documentación también ha afectado a la revista Index de Enfermería. Nuestros lectores habrán observado que la sección de Información Bibliográfica ha ido dejando paso con los años a otras secciones como Historia y Vida, Diario de Campo o Evidencia Científica. Esto no es casual. En el año 1999 la revista amplió su horizonte, dejó de ser una revista especializada en información bibliográfica y documental para transformarse en una revista que además incorporaba como ejes centrales la investigación y las ciencias humanas3. Además, intensificó su estrategia de proponer innovaciones en los formatos tradicionales de comunicación científica. Hoy día, ya no se podría concebir Index de Enfermería sin los originales de investigación cualitativa que viene publicando4, los artículos sobre metodología cualitativa, las revisiones críticas basadas en evidencias, la descripción de la experiencia reflexiva de los investigadores, entre otras novedosas aportaciones.

La nueva orientación de la revista, la demanda cada vez mayor de autores y lectores, deseosos de transmitir y leer conocimientos, experiencias y trabajos de investigación, nos han obligado a revisar nuevamente el presente de la revista para adaptarla al futuro de nuestra comunidad. A fecha de hoy la información bibliográfica impresa llega a los potenciales usuarios más tarde que la información virtual, dicho de otra forma, los repertorios bibliográficos de Index no pueden competir con nuestra propia base de datos bibliográfica, CUIDEN, que contiene información agregada, más información y más actualizada. Una prospección entre nuestros lectores nos ha informado que la versión impresa de CUIDEN raramente es consultada, lo cual nos obliga a replantearnos seriamente su continuidad. A pesar de todo, los repertorios bibliográficos impresos continúan teniendo sentido, ya que se comportan como actas notariales de la producción del conocimiento. Por estas razones la sección Index (que es la que da sentido a la revista) va a experimentar un cambio en profundidad a partir de este número: desaparecerá de la revista en su formato de repertorios trimestrales y semestrales, y será publicada en forma de repertorio anual en un suplemento que coincidirá con el número doble de cada año (primavera-verano), sin que ello suponga costo adicional para los suscriptores. Esto permitirá la encuadernación de los suplementos en volúmenes periódicos con índices por autores y materias que van a facilitar considerablemente la búsqueda en el formato impreso.

Sin duda se trata de la transformación más importante que ha experimentado la revista hasta ahora, pero no hay que suponer que este cambio va a ir en detrimento del contenido de la revista, sino todo lo contrario. El espacio que dejan libre los repertorios bibliográficos va a ser ocupado por nuevas colaboraciones dentro de la investigación documental enfermera, además de permitir el incremento de artículos por revista, con lo cual esperamos disminuir el tiempo de demora en la publicación de artículos, que en algunas secciones supera el año.

Es precisamente la investigación documental la línea dentro de la Fundación Index que más ha progresado en los últimos años, gracias a las aportaciones realizadas por el prof. Gálvez Toro y su equipo. Lo que comenzó siendo a mediados de los noventa un tímido acercamiento a la manera en que las revistas de enfermería españolas se comportaban como producto científico5, en estos años se ha consolidado como un Grupo de Estudios Documentales que propone un espacio para la exploración de la actividad científico-social de la gran comunidad de enfermeras del área lingüística del español. La particular idiosincrasia de esta comunidad internacional y el pernicioso efecto de la gestión del conocimiento de los enfoques hegemónicos y anglosajones, así como la consabida exclusión sistemática del conocimiento generado por las enfermeras que hablan español de estos circuitos, hace necesarias perspectivas eclécticas y pragmáticas que den valor y aporten conocimiento sobre la estructura y funcionamiento de la enfermería hispanohablante. De hecho, la comunidad científica de la Enfermería española ya reaccionó frente a esta situación de marginalidad y hoy podemos afirmar que se poseen unos indicadores mínimos y válidos para evaluar el producto de la actividad de investigadores y grupos de investigación6. Pero todavía quedan algunas tareas pendientes, como la de ampliar estos mismos estudios al ámbito de la Enfermería del área lingüística del español y, con ello, verificar la existencia de una Pequeña Gran Ciencia y, sobre todo, crear instrumentos que permitan su evaluación, necesarios para el reconocimiento de la importancia de ésta para la Ciencia.

La otra gran tarea pendiente es lograr la socialización de estos instrumentos en la comunidad científica en general y en la enfermera en particular, y que sean comprendidos y utilizados tanto por lectores, como por autores y editores. Hasta ahora nos ha resultado llamativo el escaso interés mostrado institucionalmente hacia el análisis de la documentación científica enfermera, que depende exclusivamente de la voluntad de los grupos que lo hacen posible. Nos preguntamos de qué manera logran objetivar el peso de la producción científica enfermera las agencias de investigación gubernamentales a la hora de distribuir fondos de investigación, a sabiendas de que nos encontramos en un espacio científico diferente al hegemónico anglosajón, que como ya se ha dicho excluye de manera sistemática lo escrito en español. Y se nos ocurre pensar que no lo hacen, o que utilizan otros criterios que poco tienen que ver con el peso del producto científico enfermero. Y que tal vez ello explique por qué las convocatorias de ayudas a la investigación resultan tan poco atractivas para las enfermeras investigadoras y, también, por qué los beneficiarios son tan escasamente productivos.

También es necesario poner ciertos límites a la manera en que algunos interpretan los indicadores bibliométricos. Muchos autores y lectores tienden a pensar que las revistas con mayor impacto en la comunidad científica son las de mayor calidad y esto no es necesariamente cierto, ya que la calidad de una publicación no puede evaluarse sólo a través del recuento de citaciones. Los indicadores de repercusión como mucho pueden informar de las posibilidades que un autor tiene de ser citado en función de la revista en la que publica, o dicho de otra manera, podrían determinar la capacidad de una revista para captar autores capaces de influir sobre un área de conocimiento determinado. Algunos editores cuyas revistas tienen menos repercusión de la que hubieran deseado, ponen en tela de juicio la utilidad de los estos indicadores, proponiendo como alternativa los de circulación "comercial" (número de suscripciones, número de ejemplares distribuidos, etc.)7, como si la ciencia estuviera sujeta a los caprichos del mercadeo. Todo esto pone de manifiesto la gran desorientación que aún persiste entre muchos sobre la conducta social de la enfermería en tanto que ciencia, así como de la ciencia en general respecto a las posibilidades de la enfermería de generar conocimiento científicamente útil.

Por esta razón la Fundación Index, aprovechando el impulso que este año va a dar a su línea de investigación sobre análisis documental en enfermería, acaba de convocar para los días 28 y 29 de noviembre de 2003 la II Conferencia de Revistas de Enfermería y Afines, que en esta ocasión tiene una clara vocación Iberoamericana. La I Conferencia, celebrada en 1997, logró aglutinar a más de treinta editores y directores de revistas de enfermería españolas que debatieron sobre el diálogo entre lectores, autores y editores8. En esta ocasión se pretende dialogar de manera constructiva y realista sobre los problemas comunes de las revistas enfermeras del área lingüística del español, con la ambiciosa propuesta de profundizar en el papel que las revistas científicas están desarrollando en la construcción de la ciencia enfermera y, más concretamente, en hacer emerger parcelas de conocimiento que hasta ahora han permanecido invisibles debido a los sesgos territoriales, idiomáticos y disciplinares con que se han delimitado los espacios científicos desde posiciones hegemónicas. Se trata de una iniciativa hartamente acariciada con la que estamos seguros se va a dar un paso de gigante en la universalización del conocimiento enfermero. Algunas de las revistas más influyentes en el ámbito español y latinoamericano han confirmado ya su asistencia y han mostrado un gran interés por este enfoque global.

Bibliografía

1. Gálvez Toro, A; Poyatos Huertas, E. Index: diez años de documentación enfermera en España. Index Enferm, 1998; VII(20-21):11-15.

2. Poyatos Huertas E. Base de datos de enfermería en español: CUIDEN. Enferm News, 1999; 2(18): http://www.seei.es/boletines/b_marzo99.htm.

3. Amezcua M. La revista Index de Enfermería: información bibliográfica, investigación y humanidades. Cultura de los Cuidados, 2000; IV(7-8):68-74.

4. Pérez Andrés C. Sobre la metodología cualitativa. Revista Española de Salud Pública, 2002; 76(5):373-380.

5. Gálvez Toro, Alberto. Producción Científica de la Enfermería Española: Evaluación de los años 1993-1994. Index de Enfermería, 1996; V(16-17):17-21.

6. Gálvez Toro, Alberto; López Medina, Isabel; Sánchez Criado, Vicente; Poyatos Huertas, Encarnación. Evaluación de la Actividad Científica de la Enfermería Española. Impacto y Aislamiento. Index de Enfermería, 2001; X(34):54-64.

7. Arroyo Gordo, M del Pilar. Controversias en la valoración de las publicaciones científicas. Metas Enferm, 2002 Jun; V(46):3.

8. I Conferencia Nacional de Revistas de Enfermería y Afines. Index de Enfermería, 1996; 16-7:82-92.

Principio de pgina 

 

Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-Tesis
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería