ENTRAR            

 


 

EVIDENTIA: ISSN 1697-638X

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EDITORIAL

 Comentar este articulo

Documentos relacionados

Clic en autor para ver resumen biografico

 Sumario

 

Documento siguiente

Enviar correo electronico al autor

 

 

Enfermedades crónicas, enfermería y crisis económica

Rafael Montoya Juárez
Doctor por la Universidad de Granada. Profesor del Departamento de Enfermería de la Universidad de Granada. Miembro del grupo de investigación PAIDI CTS-436: "Aspectos Psicosociales y Transculturales de la Salud y la Enfermedad". Granada, España

Correspondencia: Facultad de Ciencias de la Salud. Avda. de Madrid s/n, 18071 Granada, España

Evidentia 2012 abr-jun; 9(38)

 

 

 

Cómo citar este documento

Montoya Juárez, Rafael. Enfermedades crónicas, enfermería y crisis económica. Evidentia. 2012 abr-jun; 9(38). Disponible en: <http://www.index-f.com/evidentia/n38/ev3800.php> Consultado el

 

     La carga mundial de enfermedades crónicas sigue aumentado; hacerle frente constituye uno de los principales desafíos para la salud del siglo XXI. Se calcula que las enfermedades crónicas, principalmente las enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y enfermedades respiratorias causaron unos 35 millones de defunciones en 2005. Esta cifra representa el 60% del total mundial de defunciones en el mundo.1

Las previsiones de la Organización Mundial de Salud, no son nada halagüeñas en este sentido, ya que se prevé que las defunciones por enfermedades crónicas aumentarán un 17% durante los próximos 10 años. Eso significa que de los 64 millones de personas que fallecerán en 2015, 41 millones lo harán de enfermedades crónicas, a menos que se tomen medidas urgentes.2

Además, las enfermedades crónicas acarrean para las personas que las padecen un considerable gasto financiero, por lo que no es de extrañar que afecte al poder adquisitivo de las familias que cuidan de estos enfermos, y que se multipliquen los casos de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social.3

¿Qué pueden hacer las enfermeras como parte de los sistemas de salud ante esta situación?

En primer lugar, tenemos al alcance una ingente evidencia científica que los profesionales sanitarios pueden trasladar a sus pacientes en relación con estas enfermedades. Se conoce sobradamente que el seguimiento de una dieta adecuada, el ejercicio físico regular, el abandono del hábito tabáquico y una monitorización adecuada contribuyen a aumentar la calidad de vida de estos pacientes.2

Por ejemplo, una revisión sistemática de la literatura publicada recientemente muestra como las intervenciones sobre estilos de vida en lo que se refiere a la dieta y el ejercicio son altamente eficaces para el control de la hipertensión arterial.4

Son medidas sencillas y que no requieren una excesiva inversión de recursos económicos. De hecho, algunas de ellas, como por ejemplo el abandono del hábito tabáquico, incluso pueden ayudar a las familias a aumentar su capacidad de ahorro.

Sin embargo, para la persona que vive en situación de cronicidad, resulta bastante difícil la adopción de un nuevo estilo de vida, desaprender conductas y cambiarlas por nuevos hábitos. Puede resultar fácil decirlo para los profesionales, pero para el enfermo y su familia constituye un elemento desafiante.

Es preciso poner en juego nuestras habilidades como enfermeras y considerar al paciente de una manera individual, dentro de su entorno socio-económico y cultural para poder tener éxito en la modificación de estilos de vida.

Schmidt y cols. constatan las dificultades que tienen los pacientes con hipertensión a la hora de seguir las prescripciones médicas, en gran medida porque no se sienten tratados de forma individualizada para establecer el tratamiento. Los autores de este estudio proponen programas multimodales de intervención, que tengan en cuenta las creencias y las motivaciones de cada paciente.5

Un estudio realizado en Brasil con pacientes con insuficiencia cardiaca descompensada, mostró en cuanto a la realización de los cuidados no farmacológicos como restricción de sal, restricción hídrica, control de diuresis y control de peso, se identificó que existe una contradicción entre lo que es prescrito y lo que es efectivamente ejecutado. Los autores apuntan a que existe una gran vacío entre lo que es enseñando a los pacientes y lo que es absorbido por estos.6

Muchas veces existen barreras ambientales que impiden trasladar de una manera efectiva la evidencia científica al cuidado del paciente. Por ejemplo, un estudio realizado sobre las barreras percibidas para el cuidado de la diabetes en México, mostró como sólo una cuarta parte de los participantes se adherían al tratamiento médico. Las barreras ambientales percibidas para no apegarse al tratamiento correspondieron al elevado coste económico para mantener la dieta, seguido de la dificultad de tener en casa los alimentos adecuados.7 Otro estudio sobre el cuidado de la diabetes en Chile, concluye que es necesario valorar, además de la evidencia científica, factores subjetivos para diseñar estrategias y tratamientos más integrales y adecuados a cada paciente.8

Esto son sólo algunos ejemplos que exponen la necesidad de complementar un enfoque de prácticas basadas en la evidencia con un abordaje integral de la persona enferma, que contemple aspectos psicosociales, transculturales y económicos.

La enfermería, como una profesión implicada en el cuidado integral de las personas, debe jugar un papel primordial en el tratamiento y prevención de las enfermedades crónicas, más preponderante, si cabe, si consideramos el entorno determinado por la crisis económica. Este es el camino para que se considere que las enfermeras, además de salvar vidas, son profesionales rentables al sistema sanitario.


Bibliografía

1. Informe de la Secretaría de la Organización Mundial de la Salud. Prevención y control de las enfermedades no transmisibles: aplicación de la estrategia mundial. Organización Mundial de la Salud. 61ª Asamblea Mundial de la Salud 2008. A61/8.
2. Organización Mundial de la Salud [Internet]. Enfermedades crónicas y promoción de la salud: Prevención de las enfermedades crónicas. Disponible en:
http://www.who.int/chp/chronic_disease_report/part1/es/index.html [Consultado el 29-3-2012].
3. Organización Panamericana de la Salud. Estrategia Regional y Plan de Acción sobre las Enfermedades Crónicas. Washington, D.C: OPS 2007.
4. Pérez-Alonso J, Ballesteros-Álvaro AM, González-Esteban MP, Delgado-González E, Aragón-Posadas R, Mediavilla-Marcos ME. ¿Qué intervenciones no farmacológicas son efectivas en el control de la H.T.A. esencial del adulto en Atención Primaria?. Evidentia. 2012 ene-mar; 9(37). Disponible en:
http://www.index-f.com/evidentia/n37/ev7694.php [Consultado el 30-05-2012].
5. Schmidt Rio-Valle J, Cruz Quintana F, Villaverde Gutiérrez C, Prados Peña D, García Caro MP, Muñoz Vinuesa A, Pappous A. Adherencia terapéutica en hipertensos. Estudio cualitativo. Index Enferm 2006; 54: 25-29.
6. Linhares JC, Aliti GB, Castro RA, Rabelo ER. Prescripción y realización del manejo no-farmacológico para pacientes con insuficiencia cardíaca descompensada Rev Latino-am Enfermagem 2010; 18(6): 1145-1151.
7. Martínez Aguilera P, Moreno Monsivais MG. Barreras Ambientales para el Apego al Tratamiento en Pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 2. Desarrollo Científ Enferm 2006 julio; 14(6): 196-201.
8. Quintana Anny A, Merino José Manuel, Merino R Pablo, Cea Juan Carlos. Variables psicosociales asociadas a compensación metabólica de pacientes diabéticos de tipo 2. Rev. Méd. Chile 2008; 136(8): 1007-1014.

Principio de página 

Comentarios

DEJA TU COMENTARIO     VER 0 COMENTARIOS

Normas y uso de comentarios


Hay un total de 0 comentarios


INTRODUCIR NUEVO COMENTARIO

Para enviar un comentario, rellene los campos situados debajo. Recuerde que es obligatorio indicar un nombre y un email para enviar su comentario (el email no sera visible en el comentario).

Nombre:
e-mail:
Comentario:

 
Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-AKADEMIA
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería