ENTRAR            

 


 

EVIDENTIA: ISSN 1697-638X

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Comentar este articulo

Documentos relacionados

 Sumario

Documento anterior

Documento siguiente

Enviar correo electronico al autor 

 

 

Check-list: Herramienta para la seguridad del paciente quirúrgico y una ayuda para el trabajo interdisciplinar

Rosario Merino Ruiz
Bloque quirúrgico. Empresa Pública Hospital Alto Guadalquivir. Andújar (Jaén), España

Correspondencia: Empresa Pública Hospital Alto Guadalquivir. Avda. Blas Infante s/n, 23740 Andújar (Jaén), España

Manuscrito aceptado el 15.11.2010

Evidentia 2011 ene-mar; 8(33)

 

 

 

Cómo citar este documento

Merino Ruiz, Rosario. Check-list: Herramienta para la seguridad del paciente quirúrgico y una ayuda para el trabajo interdisciplinar. Evidentia. 2011 ene-mar; 8(33). Disponible en: <www.index-f.com/evidentia/n33/ev7457.php> Consultado el

 

 

 

 

 

 

Sr. Director. La seguridad del paciente dentro del bloque quirúrgico, es un tema que preocupa tanto a los profesionales que trabajan en él, como a los propios pacientes, que suelen considerarlo como un sitio desconocido y al que cuesta mucho trabajo tener que entrar.

En el transcurso de toda intervención quirúrgica, pueden existir una serie de efectos adversos o complicaciones que van a afectar la seguridad del paciente, los cuales pueden ser evitados, mejorando la comunicación entre los diferentes miembros del equipo multidisciplinar y revisando una serie de aspectos de forma reiterativa, a la misma vez que quede constancia de ello.

La OMS a través de la Alianza Mundial para la seguridad del paciente ha identificado una serie de controles de seguridad que podrían realizarse en cualquier quirófano, creando la Lista de Chequeo de Cirugía Segura o Check-List.1 La implantación de la misma en la práctica diaria ayudará a implicar a los diferentes miembros del equipo, logrando mejorar la seguridad del paciente a través de la mejora de la comunicación en el equipo y la revisión de aquellos aspectos más críticos a tener en cuenta, antes de una intervención quirúrgica.

La complejidad existente en un quirófano, así como el ritmo de trabajo que se lleva para poder completar los tiempos quirúrgicos, pueden hacer que en determinadas ocasiones se olviden aspectos importantes a tener en cuenta antes de llevar a cabo una intervención como: identificación del paciente, consentimientos informados, riesgo de hemorragia, profilaxis antibiótica, dificultades en la vía aérea, alergias medicamentosas conocidas, esterilidad de los equipos a utilizar, etc.

Estos hechos hacen necesaria la mejora de la práctica asistencial y con ello, la mejora de la seguridad del paciente, mediante la implantación y utilización de una herramienta como es el Check-list, que mejora la comunicación entre los miembros del equipo y evita olvidos, al proponer una revisión sistemática de los pasos a tener en cuenta antes de cada intervención y al existir una única persona que coordina el equipo, la enfermera circulante.

La Dirección de enfermería junto con la supervisión de la unidad de quirófano del Hospital Alto Guadalquivir y teniendo en cuenta las recomendaciones que la OMS propone para garantizar la seguridad del paciente quirúrgico, se plantearon la necesidad de implantar y utilizar la herramienta Check-list a principios del año 2010. [Tabla 1].

Tabla 1. Lista de Verificación de la Seguridad Quirúrgica (Organización Mundial de la Salud, Alianza Mundial para la Seguridad del Paciente)
Tabla 1

Previa a su implantación definitiva, se decide en primer lugar un periodo de pilotaje de un mes, en intervenciones programadas y a través de una enfermera formada y con conocimientos sobre el Check-list que informa al resto de los miembros del equipo implicados sobre: funcionalidad, aplicabilidad, ventajas, funciones a desempeñar por cada miembro, etapas que comprende (Entrada o Sign In, Pausa Quirúrgica o Time Out y Salida o Sign Out) y modo de llevarla a cabo entre otras cosas. A la misma vez se realizan sesiones clínicas informativas en varias ocasiones para todos los profesionales que intervienen en su utilización (anestesistas, cirujanos y profesionales de enfermería).

El período de pilotaje, nos sirve para conocer los aspectos más importantes a tener en cuenta, errores a la hora de llevar a cabo el registro y propuestas de modificación para adaptar el Check-list a nuestro centro, teniendo en cuentas las características propias del mismo y la forma de trabajar. Las propuestas de modificación son consensuadas con los diferentes jefes de servicio de las especialidades médicas que tenemos.

Una vez diseñada la plantilla definitiva, se pone en marcha en las diferentes intervenciones que se llevan a cabo en nuestra unidad (tanto programada como de urgencias), como una herramienta de trabajo a tener en cuenta de forma explícita y que quedará registrada en la historia clínica del paciente.

En nuestra experiencia propia la principal barrera detectada a la hora de implantar esta nueva herramienta, es la falta de colaboración por parte de algún miembro del equipo, falta de formación y falta de tiempo para llevarla a cabo. La falta de información y experiencia provoca errores en el registro.

Para poder garantizar la seguridad del paciente, durante el desarrollo de la intervención quirúrgica, es necesario que se convierta en el centro de nuestra actuación en todo momento. Este hecho, hace muy necesaria su participación y repercute de forma muy positiva en su persona, al aumentar su grado de satisfacción al verse más implicado en el proceso quirúrgico. También ayuda a reducir la ansiedad previa a la intervención y a aclarar las dudas que pudieran existir justo antes de su entrada en quirófano.

A pesar de que en nuestra labor asistencial ya veníamos realizando de forma no protocolizada la revisión de los diferentes aspectos que componen la lista de verificación quirúrgica, su implantación ha servido para que quede constancia por escrito de un trabajo que ya realizábamos y para que el resto de miembros del equipo se impliquen en la misma, a la vez que ha mejorado la comunicación entre los mismos, cosa que repercute de forma positiva en la seguridad del paciente.
 

Bibliografía

1. Fajardo-Dolci G, Rodríguez-Suárez J, Campos-Castolo M, Carrillo-Jaimes A, Zavala-Suárez E, Aguirre-Gas H. General directions for the Patient Safety Care. Revista CONAMED 2008; 13. Disponible en: http://www.conamed.gob.mx/publicaciones/pdf/REVISTA_JUL-SEP_2008.pdf [Consultado el 17/8/2010].

Principio de pgina 

Comentarios

DEJA TU COMENTARIO     VER 0 COMENTARIOS

Normas y uso de comentarios


Hay un total de 0 comentarios


INTRODUCIR NUEVO COMENTARIO

Para enviar un comentario, rellene los campos situados debajo. Recuerde que es obligatorio indicar un nombre y un email para enviar su comentario (el email no sera visible en el comentario).

Nombre:
e-mail:
Comentario:

 
Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-Tesis
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería