ENTRAR            

 


 

EVIDENTIA: ISSN 1697-638X

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Documentos relacionados

Clic en autor para ver resumen biográfico

 Ir a Sumario

Documento anterior

Documento siguiente

Enviar correo al autor 

 

 

La NOC como instrumento de medida: "Busque, compare, y si encuentra algo mejor... úselo"

Juana Rocío Reyes Bautista
Enfermera Gestora de Casos del Hospital General de Riotinto. Minas de Riotinto, Huelva, España

Correspondencia: C/ Velarde 39, 21830 Bonares, Huelva, España

Manuscrito aceptado el 9.12.2008

Evidentia 2009 ene-mar; 6(25)

 

 

 

Cómo citar este documento

Reyes Bautista, Juana Rocío. La NOC como instrumento de medida: "Busque, compare, y si encuentra algo mejor... úselo". Evidentia. 2009 ene-mar; 6(25). Disponible en: <www.index-f.com/evidentia/n25/ev6839.php> Consultado el

 

 

 

Sr. Director. Actualmente vivimos en la era de la tecnología y la seguridad, es éste un tiempo en que los resultados de todo aquello que se hace hay que demostrarlos con datos. Este cambio de mentalidad se ha expandido hacia todos los ámbitos de la existencia humana y por tanto ha tocado de lleno a todas las disciplinas sanitarias. Prueba de esto que os digo es la creciente importancia que están teniendo en los últimos tiempos términos como Medicina Basada en la Evidencia o Enfermería Basada en la Evidencia (EBE).

La tendencia actual es la de medirlo todo, contarlo todo y compararlo todo. No obstante, la nuestra es una profesión en la que la medición de resultados no siempre resulta fácil, lo cual viene dado por la diversidad de actuaciones que implica el trabajo enfermero a lo largo de su desarrollo. Para que la profesión de enfermería se implique activamente en la investigación, es imprescindible identificar y medir los resultados de los pacientes influenciados por los cuidados enfermeros1 puesto que si los profesionales de enfermería dependemos sólo de la información centrada en el médico, "el impacto de los cuidados enfermeros continuará sin especificarse y, por tanto, serán invisibles".2 Para que las enfermeras trabajemos de forma eficaz con las organizaciones que controlan la atención sanitaria mejorando la calidad y reduciendo los costes, es preciso poder medir y documentar los resultados de los pacientes influenciados por los cuidados enfermeros.3

Si realizamos una búsqueda al azar sobre publicaciones enfermeras y las clasificamos centrándonos en el marco conceptual de Virginia Henderson, nos encontramos con numerosos artículos enfermeros que tienen como objeto de estudio los diferentes problemas de colaboración. Igualmente no parece representar un problema encontrar publicaciones que versen sobre los problemas de autonomía desde un enfoque más o menos científico. Es en el momento en el que queremos dirigir nuestros esfuerzos en encontrar evidencia sobre los problemas del área de independencia o diagnósticos de enfermería cuando nos encontramos con verdaderas dificultades, puesto que existe poco, y lo poco que hay no utiliza un instrumento de medida consensuado y validado, dos aspectos de suma importancia a la hora de legitimar los resultados y conclusiones de un estudio.

La consejera de Salud de la junta de Andalucía, Dª Mª Jesús Montero Cuadrado, en su discurso de apertura del VI Simposium Internacional de Diagnósticos de Enfermería celebrado en Granada los días 25 y 26 de Mayo de 2006, afirmaba que "el uso de un lenguaje común facilita la gestión de los conocimientos generados por la práctica y la investigación en cuidados; favorece la normalización de la práctica enfermera; disminuye la variabilidad de la práctica clínica; y, por supuesto, propicia la continuidad de los cuidados intra e interniveles".4 Se pone de manifiesto en el mensaje de la Consejera la importancia de la utilización de un lenguaje normalizado igual para todos los profesionales de una misma disciplina, requisito éste que, a pesar de sus muchos detractores, tenemos que reconocer que la NOC cumple indiscutiblemente.

El otro aspecto importante, como hemos dicho anteriormente, es la validación. Reconozco que en este punto, tanto en nuestro país como fuera de él, existen pocos datos acerca de la misma. La última edición nos muestra como validación referencias bibliografías, muchas de ellas con más de 10 años de antigüedad, y ningún estudio científico que avale dichas referencias.

En España se han realizado estudios que utilizan este instrumento de medida en comparación con otros existentes como por ejemplo el realizado por Calo Hernández5 en el que los resultados obtenidos están a favor de la utilización de la NOC como instrumento de medida puesto que sus resultados son muy similares a los otros instrumentos empleados, en los puntos en los que coinciden, utilizando para ello un lenguaje normalizado y siendo más preciso para la medición de las respuestas humanas. Por otro lado, en España los trabajos liderados por Morales Asencio son también un claro ejemplo de utilización de la NOC como instrumento de medida.6-8

Indiscutiblemente lo que disponemos hasta el momento es escaso, y no podemos negar que además cuenta con poco "peso científico". Nos encontramos, como hemos dicho, con un instrumento no validado en su totalidad donde las pocas validaciones existentes son parciales, y por si todo esto no fuese suficiente se basa en bibliografías, muchas de ellas obsoletas por su antigüedad.

No obstante creo que no es el momento de ser "más papistas que el papa". A mi entender la NOC se muestra como un potencial instrumento de medida potente y consensuado en cuanto a la internacionalidad de su nomenclatura.

Hasta el momento es el único instrumento de medida diseñado y pensado para cubrir las necesidades enfermeras, en tanto que es el único que intenta medir la complejidad de la evolución de las respuestas humanas en todo su inmenso abanico. Es un instrumento que a su vez nos permite detectar cambios en la evolución de las respuestas humanas de nuestros pacientes. Siendo además útil a la hora de establecer diagnósticos diferenciales.8

Puesto que reconocemos que se trata de un instrumento imperfecto, queda en nuestras manos, la de todos los profesionales de enfermería, perfeccionarlo y adaptarlo a nuestras necesidades, cosa que por otra parte hay que reconocer que se haría con cualquier otro instrumento. Queda un inmenso camino por andar, y puede que sea arduo y dificultoso, pero también es un campo amplio de trabajo para todos aquellos que quieran contar con una herramienta que sea válida y genuinamente enfermera.

A modo de conclusión aclarar que, aunque soy consciente de los defectos que hasta el día de hoy puede presentar el proyecto presentado por Sue Moorhead y su equipo, lo que puedo decir es, como en aquel antiguo anuncio de televisión: "busque, compare, y si encuentra algo mejor. úselo".
 

Bibliografía

1. Morread S, Jonson M, Maas M. Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC) (3ª Edición). Madrid: Elservier; 2005.
2. Mallison MB. Access to invisible expressways. American Journal of Nursing. 1990; Sep; 90 (9):7.
3. Phoon J, Corder K, Barter M. Managed care and total quality managemente: A necessary integration. Journal of Nursing Care Quality.1996; 10 (2): 25-32.
4. Montero Cuadrado MJ. Discurso de apertura del VI Simposium Internacional de Diágnósticos de Enfermería. Granada, 25-26 Mayo de 2006. Disponible en http://www.aentde.com/modules.php?name=News&file=article&sid=43 [Consultado el 10/12/2008].
5. Calo Hernandez BJ, Martín Pulido R, Sicilia Coello JC, Roldán Sánchez R, Rodríguez romero E, Mesa Pérez N. Resultados de enfermería en salud mental NOC-AIVD vs  LAWTON BRODY. ENE Revista de Enfermería. Agosto-2007,(0):78-86. Disponible en http://enfermeros.org/revista/ENE-RevistaDeEnfermeria-Num-0-agosto2007pags-78-86.pdf [Consultado el 10/12/2008].
6. Morales Asencio JM. Investigación de resultados en enfermería. Index Enferm. 2004; Año XIII (44-45):37-41.
7. Torres Pérez L, Morales Asencio JM, Rodríguez Salvador MM, Castillo Lorente JI. Estimación de la incidencia de respuestas humanas en el paciente crítico. Revista Electrónica Tempus Vitalis (en línea). 2002; 2(3). Disponible en http://www.tempusvitalis.com/Revista03/original1/original.htm [Consultado el 10/12/2008].
8. Morilla Herrera JC, Morales Asencio JM. Algoritmos de juicio diagnóstico en respuestas humanas. Biblioteca Lascasas (en línea) 2005; 1. Disponible en /lascasas/documentos/lc0039.php [Consultado el 10/12/2008].

Principio de página
 

error on connection