ENTRAR            

 


 

Práctica de la Enfermería basada en la Evidencia

Ir a sumarioEnviar correo al autor 

  

Evidentia 2007 sep-oct; 4(17)

Documentos relacionados 

 

Editorial 
Reflexión

Mucho se ha hablado y se habla de la práctica basada en evidencias


Mª Angeles Cidoncha Moreno1.
1Enfermera. Supervisora. Unidad de Cirugía Vascular y Alternativas a la Hospitalización del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria-Gasteiz (Alava).
 

 

Cómo citar este documento: Cidoncha Moreno MA. Mucho se ha hablado y se habla de la práctica basada en evidencias. Evidentia. 2007 sep-oct; 4(17). En: http://www.index-f.com/evidentia/n17/387articulo.php [ISSN: 1697-638X]. Consultado el


    Cuando se piensa en qué son las evidencias científicas, enseguida viene a la cabeza la definición que refirió Sackett en 1996: es la utilización consciente, explicita y juiciosa de la mejor evidencia clínica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de cada paciente. Esta práctica comporta integrar la mejor evidencia externa obtenida a partir de una búsqueda sistemática, con la habilidad de la práctica asistencial y la elección del propio paciente.

    La práctica clínica basada en evidencias es un proceso en el que, a partir de una situación real (problemas reales o potenciales que afectan a la salud de los usuarios), se presenta en forma de pregunta cuya respuesta se indaga, contrasta y evalúa sistemáticamente a partir de los resultados de la investigación más reciente. Estas preguntas contrastadas, junto a la experiencia profesional, se incorporan en la práctica clínica y permiten fundamentar científicamente la práctica enfermera1.

    Las enfermeras debemos adaptar esa práctica basada en evidencias a nuestra realidad, a nuestro trabajo, a nuestra forma de ver a la persona, familia, etc. Las enfermeras se dan cuenta que el paciente, su contexto, lo que vive es único, la realidad es variada y por ello en las VII Jornadas Científicas de la Fundación Index, I Reunión sobre Enfermería Basada en la Evidencia, se planteó el reto de definir la EBE llegando al consenso de que la Enfermería Basada en la evidencia es sencillamente la búsqueda sistemática de una respuesta basada en la investigación, útil y pertinente para la práctica de las enfermeras, pero que considera un enfoque reflexivo e interpretativo que es el que permite hacer uno de los hallazgos de la investigación en la realidad particular de la enfermera2.

    La idea que subyace en todo esto es que este método, este instrumento, pretende contribuir a la mejora en la toma de decisiones, con un mayor fundamento científico. En la práctica diaria, ante la variabilidad en la práctica o ante actuaciones “de siempre”, nos hemos de preguntar si lo que hacemos lo estamos haciendo bien, si es útil, si se podría hacer mejor, etc. Como enfermeras contraemos con nuestros pacientes/usuarios un compromiso, tenemos que ofrecer los mejores cuidados que podemos ofertar y eso significa estar informadas y con conocimiento.

    ¿Qué se podría argumentar para defender una práctica profesional que esté de espaldas a las evidencias generadas?¿Es ético el riesgo añadido a los pacientes al no incorporar las mejores evidencias disponibles a nuestras actuaciones?3

    La práctica de la enfermería basada en evidencias no es tanto un cambio de paradigma sino un nuevo planteamiento para la toma de decisiones sobre el cuidado, basado en la localización e integración de las mejores pruebas científicas4.

    La EBE deberá responder a la pregunta de qué intervenciones enfermeras tienen mayor impacto en la salud de la población. Es un medio y no un fin que aporta instrumentos de evaluación, difusión e implementación de resultados disminuyendo la diversidad de prácticas ante una misma situación clínica. La EBE puede aportar una notable reducción en la variabilidad de la práctica, sirviendo de vehículo de transmisión de los resultados de la investigación o como foro de discusión entre profesionales y usuarios sobre la toma de decisiones en materia de salud, además de proporcionar definiciones sobre la calidad de los cuidados e intervenciones sanitarias5.

    Una práctica clínica basada en evidencias en cualquier ámbito sanitario es posible aunque difícil. Transformar la investigación en práctica requiere rigor intelectual, disciplina, creatividad, juicio clínico, destreza, inteligencia organizacional y paciencia4.

    El trabajo basado en evidencias no sólo mejorará los cuidados y la atención enfermera (ya que su actuación se basa en la investigación actual sobre un tema que tiene en cuenta tanto la experiencia del profesional como los valores y creencias del paciente), sino que también servirá para actualizar conocimientos referidos a los problemas a abordar (ya que se deberá hacer una búsqueda bibliográfica y una valoración crítica de la investigación encontrada).

    Pero para llevar esto a la práctica debemos prepararnos. Hay que dedicar tiempo y esfuerzo para formar a las personas, para adquirir habilidades en la búsqueda bibliográfica, en la lectura crítica, para fomentar grupos que accedan a la investigación, que la difundan y la utilicen.

    Cada día hemos de justificar nuestras decisiones, pero esto es difícil con la gran cantidad de un conocimiento que se incrementa continuamente. Hoy en día no se dispone del tiempo necesario para leer y analizar todos los artículos que surgen en la literatura enfermera, pero no sólo existe este problema. Existen estudios que indican que el conocimiento de los profesionales de enfermería sobre los hallazgos de la investigación es insatisfactorio, que asimismo lo es su comprensión de los informes de investigación y que no existe una decidida orientación hacia la investigación ni tampoco una concienciación extendida sobre su importancia. Asimismo, no debemos olvidar que existe en algunos campos insuficiente investigación en enfermería por lo que un número elevado de preguntas derivadas de la práctica no se pueden responder por falta de investigación primaria que proporcione evidencias o pruebas6.

    Pero aún teniendo en cuenta estas limitaciones, opino que merece la pena luchar por ir implantando una cultura investigadora de planteamientos y de interrogantes que favorezca la práctica basada en evidencias. Rechazo, seguro que nos encontramos; pasar de la opinión personal a la pregunta de si realmente se está haciendo lo mejor y además buscarlo en la investigación, costará, pero aún más lo hará en esa parte del colectivo que sólo quiere ser “mandado”, que acepta sin discutir aquello que le dicen, sin realizar ningún planteamiento.

    Hay muchas actividades que realizamos los profesionales de la salud que no están basadas en la investigación, sino en la tradición, en hábitos implícitos: por ejemplo tomar diariamente a todas las personas ingresadas en un Hospital las constantes (temperatura, frecuencia cardíaca y tensión arterial) y hacerlo además a cada cual dónde se le encuentre: ya sea en la silla, en la cama, habiendo estado en reposo o tras hacer un esfuerzo. La forma de realizar el lavado de manos, una práctica tan sencilla y que se realiza tan frecuentemente que no se le da la importancia que merece. El que una persona que ingresa en un hospital tenga al ingreso que desnudarse, ponerse un camisón abierto por detrás y una bata sin forma alguna, todas del mismo color, todas con el mismo aspecto, es una práctica habitual que además de quitarle al individuo una parte importante de su aspecto externo y hacerlo “igual a todos” , no creo que se apoye en evidencia alguna. Otro ejemplo de práctica habitual es la acogida, a los pacientes y familiares, que realizamos cuando ingresa una persona o cuando se le va a operar. No pensamos qué intervenciones enfermeras tienen mayor evidencia y cada cual las realiza según le parece, según la norma de esa unidad, según lo que cree o según lo que le han transmitido que se debe hacer. El modo de realizar la higiene o cada cuánto realizar la movilización de las personas, cómo realizar la educación sanitaria tras una determinada intervención, etc., son otras muchas áreas dónde la variabilidad en la práctica es muy alta y donde trabajamos sin datos científicos. Todo debe ser evaluado bajo la mirada crítica.

    Sin embargo también existen otras actividades que están basadas en hallazgos de investigación, sobre todo aquellas que tienen que ver con técnicas; por ejemplo, todo lo que tiene que ver con el aislamiento y las precauciones estándar, que se realizan siguiendo las normas de la CDC, o cómo realizar y mantener el sondaje urinario. Nuestro equipo utiliza en la práctica guías para la inserción y mantenimiento de los catéteres venosos periféricos y venosos centrales del año 2002, e igualmente, en la prevención de úlceras por presión, donde intentamos trabajar siguiendo unas prácticas basadas en la investigación.

    Muy importante es que busquemos evidencias para mejorar nuestro trabajo, pero me parece que es un reto aún mayor ir aplicando las evidencias a la práctica de cada día, ya que el mundo de las evidencias y su uso en la práctica son un camino para alcanzar el objetivo de prestar unos cuidados excelentes, en los que el paciente sienta que los cuidados que se ofertan son los mejores.

Bibliografía

1.Fuentelsaz, C et al. Glosario de términos para la práctica cínica basada en la evidencia. Enfermería Clínica 2002; 12(4): 173-81

2.Gálvez Toro A. Evidencias, Pruebas Científicas y Enfermería. Reflexión en voz baja y pensamientos inconfesables. Enfermería Global. Documento electrónico disponible en: http://www.um.es/3/03e04.html

3.De Pedro Gómez, J. Negando lo Evidente: ¿Es ética una práctica profesional que no contemple en las actuaciones de sus profesionales la inclusión las mejores pruebas disponibles?. Evidentia 2004 may-ago;1(2). Disponible en: /evidentia/n2/60articulo.php  Consultado el 31 de Mayo de 2007

4.Gálvez Toro A. Enfermería basada en la evidencia. Cómo incorporar la investigación a la práctica de los cuidados. Cuadernos metodológicos Index. Granada 2001

5.Morales Asensio, JM. ¿Qué aporta el concepto de evidencia científica a la práctica clínica de los cuidados? Index de Enfermería (edición digital) 2003; 40-41. Disponible en: /index-enfermeria/40-41revista/40-41_articulo_35-40.php Consultado el 31 de Mayo de 2007

6.Cabrero García J. Enfermería basada en la evidencia y utilización de la Investigación. Index de Enfermería (edición digital) 1999; 27. Disponible en: /index-enfermeria/27revista/27_articulo_12-18.php Consultado el 31 de Mayo de 2007

Documentos relacionados [Cuiden Evidencia] [Cuidenplus] [Scielo España][Cantarida]

- Redacción Evidentia. IV Reunión sobre Enfermería Basada en la Evidencia . NANDA-NIC-NOC 'De la perplejidad a la generación de conocimiento'.Consenso de congresos. Evidentia. 2007 mar-abr. Año 4(14). Consenso de congresos. [Enlace]

- Redacción Evidentia. III Reunión sobre Enfermería Basada en la Evidencia. Cuando las evidencias cambian la práctica de los cuidados. Evidentia. 2005 ene-abr. Año 2(4). Consenso de congresos. [Enlace]

- Gálvez Toro, Alberto; Román Cereto, Montserrat; Ruiz Román, Mª José; Heierle Valero, Cristina; Morales Asencio, José Miguel; Gonzalo Jiménez, Elena; Romero Ballen, María Nubia. Enfermería Basada en Evidencias. Aportaciones y propuestas. Index Enferm (Gran). 2003 primavera-verano. Año XII(40-41):47-50. Consenso de congresos. [Enlace]

- [Sin autor especificado]. I Reunión sobre Enfermería Basada en la Evidencia. Situación actual y propuestas[Granada, 29 de noviembre de 2002]. Index Enferm (Gran). 2003 primavera-verano. Año XII(40-41):92-96. Consenso de congresos. [Enlace]

- Morales Asencio, JM; Morilla Herrera, JC; Martín Santos, FJ. ¿Gestión de riesgos o el riesgo de una mala gestión? La variabilidad en la ratio enfermera-paciente también influye en los resultados de hospitales europeos [Rafferty AM, Clarke SP, Coles J, Ball J, James P, McKee M, Aiken LH. Outcomes of variation in hospital nurse staffing in English hospitals: Cross-sectional analysis of survey data and discharge records. Int J Nurs Stud. 2007;44(2):175-82.]. Evidentia. 2007 jul-ago. Año 4(16). Revisión crítica de un estudio. [Enlace]

- Martínez Ques, Angel Alfredo. ¿Quién se ocupa de la seguridad de los pacientes?. Evidentia. 2007 ene-feb. Año 4(13). Editorial. [Enlace]

Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-AKADEMIA
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería