ENTRAR            

 


 

Etica de los Cuidados ISSN:1988-7973 2017; 10(20): et2001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RESEÑA BIBLIOGRÁFICA

 

 

 

Comentar este articulo

Sumario

Documento anterior

Documento siguiente

 

 

La Atención Integral y Centrada en la Persona
Pilar Rodríguez-Rodríguez
Editorial: Fundación Pilares para la Autonomía Personal
Madrid, 2013. 122 pág.

Autor del comentario:
José María Rumbo-Prieto (Enfermero. Doctor por la Universidad de A Coruña. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol, España)

Ética de los Cuidados 2017 jul-dic; 10(20)

 

 

 

Cómo citar este documento

Rumbo-Prieto, José María. La Atención Integral y Centrada en la Persona, de Pilar Rodríguez-Rodríguez [comentario de texto]. Ética de los Cuidados. 2017 jul-dic; 10(20). Disponible en <https://www.index-f.com/eticuidado/n20/et2001.php> Consultado el

 

 

 

    El libro "La atención integral y centrada en la persona",1 editado por la Fundación Pilares para la Autonomía Personal, escrito en el año 2013 por la filósofa y gerontóloga, Dña. Pilar Rodríguez(*); es un ensayo que busca profundizar e implementar un nuevo modelo de atención integral y centrada en la persona que precisa cuidados de larga duración (personas en situación de discapacidad, fragilidad o dependencia); con la finalidad de debatir y mejorar el modelo actual de prestación de servicios sanitarios y socio-sanitarios ante situaciones de discapacidad, envejecimiento y dependencia.

Según la propia autora, el sistema de atención actual funciona de forma fragmentada y descoordinada entre niveles asistenciales, habiendo dificultad en el sistema para adaptarse a la multiculturalidad, falta de especialización ante la dependencia, rigidez del servicio basado en función de las prestaciones en lugar de evaluar las necesidades de las personas y, una normativa muy burocratizada que da seguridad, pero no tiene en cuenta la plena libertad y calidad de vida de las personas receptora del servicio.

Así mismo, la autora también matiza a lo largo del libro, la existencia de una percepción generalizada de anacronismo respecto a la falta de adecuación de algunas políticas sociales que se han visto superadas por los cambios sociales que se han ido produciendo: incremento de la esperanza de vida, el papel cada vez más relevante del varón como cuidador informal, el abordaje de una sociedad más compleja y globalizada, la emancipación de la mujer, el empoderamiento de los pacientes originando una mayor autonomía, y la reciente crisis global que ha afectado a las políticas sociales, entre otros factores.

De todos los cambios producidos se destaca, siendo el eje central del tema del libro, la influencia e importancia para la sociedad de la demanda y exigencia de un sector poblacional, los dependientes y pacientes crónicos, que han ido creciendo en número, y proclaman el derecho no sólo a una atención justa y equitativa sobre el tratamiento de sus enfermedades y/o reducir su dependencia sino también, plantean llevar a cabo actuaciones para la promoción de su autonomía personal y su inclusión activa en la comunidad.

Como solución al problema planteado, el libro propone un renovado cambio de los modelos asistencialistas actuales por otros que den respuesta a la demanda, donde estén implicados todos los agentes y actores sociales y sanitarios (poderes públicos, proveedores de servicios, profesionales, ciudadanos...), y orientados hacia los derechos, la calidad de vida y el respecto a la dignidad de la persona que precisa cuidados de larga duración.

El objetivo final del libro es servir como marco de referencia que favorece la reflexión, el debate para buscar la máxima calidad de vida y el bienestar de personas con discapacidad, envejecimiento y dependientes; haciendo la propuesta de un modelo de atención integral y centrada en la persona (AICP), fruto del análisis y la experiencia desarrollada y expresada por la autora, a través de varias publicaciones anteriores a este libro. El concepto AICP quedará definido como: "la atención integral y centrada en la persona es la que promueve las condiciones necesarias para la consecución de la calidad de vida y el bienestar de la persona, partiendo del respeto pleno a la dignidad y derechos, de sus intereses y preferencias y contando con su participación efectiva". (pág. 80)

Entendemos el modelo AICP que se propone en el libro, como un modelo de cuidados que intenta a través de apoyos precisos, minimizar la situación de fragilidad, discapacidad o dependencia de la persona y, al mismo tiempo, facilitar la máxima autonomía personal para seguir desarrollando y controlando su propio proyecto de vida. Para ello se fundamenta en las dos dimensiones básicas que nos permiten considerar las situaciones de discapacidad, envejecimiento o dependencia, que son la "integralidad" (nombrada como "atención integral") y la "personalización" (denominada "atención centrada en la persona").

La autora comenta que la integralidad requiere tener previamente una planificación y coordinación global y diacrónica de las necesidades y de los recursos a lo largo del tiempo (diversidad de servicios, intervenciones y niveles de atención). El objetivo es ofrecer en cada momento la atención y los apoyos adaptados a cada contexto en los que se encuentre la persona; por lo que habría que reconocer, tanto a las familias como a las personas cuidadoras (formales y no formales), como usuarios o clientes con derechos a la protección del sistema social; además de incluir políticas sanitarias "transversales" destinadas a cubrir los "cuidados a largo plazo".

A través de la personalización, se le reconoce a la persona en situación de fragilidad, discapacidad o dependiente, el derecho a desarrollar y controlar sus planes de vida, lo que está íntimamente relacionado con los conceptos de dignidad y autonomía. Bajo este enfoque, todos los apoyos que se brinden a la persona necesariamente deberían tener en cuenta sus deseos y preferencias y contar con su participación en todas las fases del proceso que establece el programa de apoyos; y esto implica realizar cambios organizativos, al cambiar de un modelo "centrado en los servicios" a un modelo "centrado en las personas"; así como, trabajar de manera proactiva con las personas (paciente "activo" o paciente "informado").

Éste nuevo modelo (AICP), va tener su origen en los conocimientos y reflexiones de la denominada psicología humanista de primera mitad del siglo XX, una corriente que dio lugar a la llamada "tercera fuerza", un modelo que supera el enfoque del psicoanálisis y el conductismo. La clave está en potenciar a las personas y sus características distintivas (decisión, autorrealización y creatividad). Entre las figuras relevantes de este movimiento se encuadran personajes como B. Maslow (autorrealización, pirámide de las necesidades humanas), C. Rogers (terapia basada en el cliente, en psicoanálisis), T. Kitwood y K. Brendin (buenas prácticas de cuidados en demencia) y D. Brooker (cuidados centrados en la persona con demencia).

En definitiva, el libro reseñado es de gran utilidad para todos aquellos profesionales de atención sanitaria y socio-sanitaria; tanto del ámbito de atención primaria (centros comunitarios, centros de salud), atención domiciliaria (domicilio y hospitalización a domicilio) o de atención institucionalizada (residencias, hospitales y otros centros de internamiento); que quieran llevar a cabo un modelo compartido de cuidado integral y centrado en las personas, que busca favorecer la dignidad, la autonomía, la independencia y el bienestar de las personas que lo reciben.

(*) Pilar Rodríguez-Rodríguez (Madrid, 1946): Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad Complutense de Madrid (UCM); Diplomada en Gerontología Social y experta en investigación social y planificación. A lo largo de su dilatada trayectoria profesional ha sido Directora de programas del Plan Gerontológico Nacional, Directora General y Jefa de Estudios del IMSERSO, vicepresidenta de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), Consejera de Bienestar Social y Directora General de Atención a Personas Mayores y Discapacidad del Gobierno del Principado de Asturias, y miembro del Patronato de HelpAge International España.

En la actualidad es Presidenta de la Fundación Pilares para la Autonomía Personal y Directora de la colección de libros Gerontología Social de la SEGG. Lleva publicados cientos de artículos, libros y otros documentos sobre su modelo de atención integral y centrada en la persona.

Bibliografía

1- Rodríguez-Rodríguez P. La atención integral y centrada en la persona. Colección papeles de la Fundación nº 1. [Monografía digital]. Madrid: Fundación Pilares para la Autonomía Personal; 2013. ISBN: 978-84-616-5392-8. [Acceso 19 de noviembre de 2017]. Disponible en: https://www.fundacionpilares.org/docs/AICPweb.pdf

Principio de página 

error on connection