ENTRAR            

 


 

Enfermera Comunitaria (revista digital) ISSN: 1699-0641

 

 

EDITORIAL

 

 

Documentos relacionados

 Ir a Sumario

 

Documento siguiente

Enviar correo al autor

 

 

Actividad Científica en Enfermería: ¿para cuándo su reconocimiento?

Gerardo Tirado Pedregosa
Enfermero. Unidad de Gestión Clínica de Loja. Distrito Metropolitano Granada, España

Manuscrito aceptado el 25.9.07

Enferm Comun 2007; 3(2)

 

 

 

Cómo citar este documento

Tirado Pedregosa, Gerardo. Actividad Científica en Enfermería: ¿para cuándo su reconocimiento?. Enfermería Comunitaria (rev. digital) 2007, 3(2). Disponible en <http://www.index-f.com/comunitaria/v3n2/ec2597.php> Consultado el

 

Recientemente ha concluido, en el Servicio Andaluz de Salud, el periodo para presentar documentación para participar en el concurso de traslados por parte del personal de enfermería. A la hora de presentar documentación como norma general en la administración sanitaria, bien sea para participar en un concurso-oposición, traslados, ser incluido en bolsa de trabajo, la administración lleva a cabo una baremación de méritos, conseguidos éstos a lo largo de la vida profesional.

La baremación, es el cómputo de diferentes apartados, entre otros: experiencia profesional, formación continua, publicaciones en revistas científicas, investigación. En estos baremos, la experiencia profesional dispone de un peso mayor en la puntuación total, respecto a los diferentes apartados, acotados en puntuación. Esta estrategia, entra en contraposición con la cultura de investigación que se ha venido observando en la última década, impulsada por distintas instituciones formativas, sanitarias y de representación enfermera, destinadas a promover iniciativas para la mejora de la situación de la investigación enfermera.1-3

Estas iniciativas han producido un incremento de la producción científica, a través de diferentes propuestas, estimulando y fomentado al personal de enfermería, a mantener una formación continua, realizar proyectos de investigación y aumentar el número de publicaciones, utilizadas como herramientas de cambio encaminadas hacia la mejora de la practica clínica.2 La investigación ha comenzado a no considerarse como una actividad de élite al alcance de unos cuantos y poco a poco se van superando los problemas que encontraba la enfermera a la hora de investigar como podía ser entre otras: la escasa formación metodológica, el escaso hábito para consultar fondos de información, dificultad para escribir publicaciones, falta de recursos bibliográficos.1,4

En la comunidad autónoma de Andalucía, mediante el convenio establecido por el Servicio Andaluz de Salud con la Fundación Index, da lugar al programa quid-INNOVA, proyecto orientado a la gestión del conocimiento sobre Cuidados de Salud en el ámbito del Servicio Andaluz de Salud.5 Entre las actividades del programa se encuentran la formación sobre elaboración de proyectos, la práctica basada en la evidencia y evaluación del impacto de las innovaciones en los servicios de enfermería, la preparación de comunicaciones en foros científicos y la búsqueda de resultados para la aplicación en la clínica, la metodología de investigación cualitativa y las técnicas para la evaluación de los servicios enfermeros, que han mejorado sus conocimientos sobre esta metodología.6

Este incremento de la actividad científica enfermera se ha podido ver favorecida por el uso de las taxonomías en trabajo diario, la incorporación de la enfermería basada en la evidencia en la práctica clínica, aportando una reducción en la variabilidad en la práctica clínica ya que las decisiones serán tomadas teniendo en cuenta el mejor conocimiento disponible,7 y la investigación cualitativa, como otra fuente para la investigación de enfermería, proporcionándonos dimensiones nuevas sobre la conceptualización de problemas de enfermería.

Esta cultura investigadora, respecto a la publicaciones periódicas en enfermería, se ha visto reflejada en un cambio significativo en cantidad y calidad científica, respecto a sus comienzos, que disponían más de un carácter informativo, se da lugar a la aparición de revistas especializadas en distinta áreas de Enfermería, realizando investigaciones de su propio campo de estudio, entre otras: Gerokomos para Enfermería Geriátrica, Enfermería Intensiva para el área de intensivos y cuidados coronarios, Enfermería Comunitaria, revista especializada en Atención Primaria, favorecido con la aparición de publicaciones en formato electrónico y la creación de bases de datos específicas de enfermería, tales como CUIDEN, CUIDATGE.8,9

Con respecto a los trabajos de investigación, tiempo atrás la mayoría de éstos solían estar firmados por un solo autor, que contaba con una nula o baja formación en metodología, y que acostumbraba a recurrir a una formación autodidacta o al soporte de profesionales más expertos, lo que podía indicar la realización de una práctica un tanto artesanal, situación que está cambiando progresivamente, creándose trabajos que disponen de mayores cotas de rigor científico, necesario para que se produzca el desarrollo de una ciencia, no resultando todavía equiparable al que se puede encontrar en otras disciplinas afines como medicina y psicología.1,2,10 Este incremento de la calidad científica, ha supuesto el reconocimiento social e institucional de la profesión además de poner de manifiesto el potencial que ofrece la investigación enfermera.8

La investigación ha sido llevada a cabo gracias a profesionales que en una gran mayoría han tenido que compaginar sus actividades científicas con la vida familiar, ya que la investigación no es una actividad integrada en la práctica diaria, pues las enfermeras no son liberadas de las tareas asistenciales, lo cual supone que ha de ser desarrollada en el tiempo libre, condicionado por la carga familiar.11,12 La investigación continúa siendo una actividad voluntarista, fuera de horas de trabajo y con una casi inexistente aplicabilidad real.1 Esta situación se podrá ver modificada con acceso a los tan deseados estudios de tercer ciclo o doctorado. Este nivel superior de titulación académica, posibilitará la formación calificada como investigador profesional y docente enfermero científico continuará siendo aquel que investiga dentro de su ejercicio diario.1,13

La integración de la investigación como actividad enfermera es fundamental, ya que favorece el desarrollo y perfeccionamiento de los cuidados, ayuda en la toma decisiones más acertadas sobre el cuidado y mejora la atención que se presta a nuestros pacientes, así como en la administración de servicios o en la docencia de enfermería.11,14,15 La investigación debe entenderse como una práctica permanente que posibilita la creación de nuevos conocimientos que fortalezcan la dimensión de la práctica; considerando que el profesional de enfermería requiere de bases científicas para fundamentar las intervenciones enfermeras.16

Sería aconsejable que la administración cambiase de estrategia, reconociendo la importancia de la investigación realizada por los profesionales enfermeros, produciendo una mejora de la calidad de su práctica, de la asistencia y de la salud de la población ya que con este tipo de baremos, la investigación no resulta equiparable con el apartado de experiencia profesional, pudiendo indicar que realmente no se da a la investigación en Enfermería la importancia que debe tener, pudiendo llegar a crear desinterés en los profesionales que realizan la actividad científica,2,12 ya que su esfuerzo no se ve recogido, lo que debería.

Bibliografía

1. Cabrera Jaime S, Martínez Martínez C. Apuesta del COIB para conseguir una Investigación Enfermera de Calidad. Disponible en:
http://www.agoradenfermeria.com/CAST/num001/recerca03.html [Consultado el 12 de agosto 2007].
2. Muñoz-Soler V, Flores-López MJ, Cabañero-Martínez MJ, Richart-Martínez M. Análisis de referencias bibliográficas de originales publicados en revistas de enfermería nacionales e internacionales y de 2 disciplinas de la salud afines. Enfermería Clínica, 2007; 17(2):71 - 77.
3. Vera Chavez, Yolanda. La obra literaria de enfermería. Desarrollo Científ Enferm. 2002 jul; 10(6):171-175.
4. Gálvez Toro A, López Medina IM, Sánchez Criado V, Poyatos Huertas E. Evaluación de la Actividad Científica de la Enfermería Española. Impacto y aislamiento en el año 2000. Index de Enfermería (edición digital) 2001; 34. Disponible en
</index-enfermeria/34revista/34_articulo_54-64.php> [Consultado el 20 de agosto 2007].
5. Servicio Andaluz de Salud. Que es quid- INNOVA. Disponible en
/campus/innova/presentacion.php [Consultado el 16 de agosto 2007].
6. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de salud. Marzo, 8, 2007. Disponible en:
http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/principal/noticia.asp?codcontenido=4716 [Consultado el 14 de agosto 2007].
7. Morales Asencio JM. ¿Qué aporta el concepto de evidencia científica a la práctica clínica de los cuidados? Index de Enfermería (edición digital) 2003; 40-41. Disponible en
/index-enfermeria/40-41revista/40-41_articulo_35-40.php [Consultado el 21 de agosto 2007].
8. Jiménez Hernández JA, Ayuso García MD, Murillo Murillo R, Guillén Ríos JF. Evolución de las publicaciones periódicas españolas de enfermería. Análisis cuantitativo. Index de Enfermería (edición digital) 2007; 56. Disponible en
/index-enfermeria/56/6401.php [Consultado el 21 de agosto 2007].
9. Gálvez Toro A. Producción científica de la enfermería española en atención primaria. Metas Enferm. 2001 abr; IV (34):24-30.
10. Serrano Gallardo P, Giménez Maroto AM, Arroyo Gordo MP. Análisis de la producción científica publicada en la revista Metas de Enfermería. Index de Enfermería (edición digital). 2005; 48-49. Disponible en
/index-enfermeria/48-49revista/48-49_articulo_78-82.php [Consultado el 20 de agosto 2007].
11. Zabalegui Yárnoz A, Gallart Fernández-Puebla A, Cabrera Torres E, Bardallo Porras MD. Estrategias para la Investigación en Enfermería Oncológica en el siglo XXI. Index de Enfermería (edición digital) 2004; 47. Disponible en
/index-enfermeria/47revista/47_articulo_31-34.php [Consultado el 14 de agosto 2007].
12. Jones Mallada C, Hidalgo García R, Fuentelsaz Gallego C, Moreno Casbas T, Hernández Faba E. Situación actual de los recursos para la investigación en Enfermería en el Sistema Nacional de Salud. Metas de Enferm. 2004 junio; 7(5): 28-32.
13. Pedraz Marcos, Azucena. La investigación en enfermería especializada. Nure Inv [revista en Internet]. 2007 mar-abr; 4(27). Disponible en:
http://www.fuden.es/firma_obj.cfm?id_firma=46&ID_FIRMA_ANT=45&FilaInicio=1 [Consultado el 12 de agosto 2007].
14. Gálvez Toro A. El español proscrito. Evidentia. 2007 may-jun; 4 (15). En:
/evidentia/n15/343articulo.php [Consultados el 12 de agosto 2007].
15. Jiménez Hernández JA, Ayuso García MD, Murillo Murillo R, Guillén Ríos JF. Evolución de las publicaciones periódicas españolas de enfermería. Análisis cuantitativo. Index de Enfermería (edición digital) 2007; 56. Disponible en
/index-enfermeria/56/6401.php [Consultado 22 de agosto 2007].
16. Monroy Rojas A, Verde Flota E, García Jiménez MA. Investigación de enfermería en los servicios de salud. Desarrollo Científ Enferm. 2003 jun; 11(5):144-147.

Principio de pgina 

Pie Doc

 

RECURSOS CUIDEN

 

RECURSOS CIBERINDEX

 

FUNDACION INDEX

 

GRUPOS DE INVESTIGACION

 

CUIDEN
CUIDEN citación

REHIC Revistas incluidas
Como incluir documentos
Glosario de documentos periódicos
Glosario de documentos no periódicos
Certificar producción
 

 

Hemeroteca Cantárida
El Rincón del Investigador
Otras BDB
Campus FINDEX
Florence
Pro-AKADEMIA
Instrúye-T

 

¿Quiénes somos?
RICO Red de Centros Colaboradores
Convenios
Casa de Mágina
MINERVA Jóvenes investigadores
Publicaciones
Consultoría

 

INVESCOM Salud Comunitaria
LIC Laboratorio de Investigación Cualitativa
OEBE Observatorio de Enfermería Basada en la Evidencia
GED Investigación bibliométrica y documental
Grupo Aurora Mas de Investigación en Cuidados e Historia
FORESTOMA Living Lab Enfermería en Estomaterapia
CIBERE Consejo Iberoamericano de Editores de Revistas de Enfermería