La empatía es “ponerte en el lugar del otro y comprender su situación”. Cuando investigamos, nuestros participantes pueden ser de diferente índole, por ejemplo, adolescentes, adultos, ancianos… Sería recomendable empatizar con ellos antes de plantearnos el cómo, cuándo o por qué de un estudio o de unos resultados….