Detección del consumo de alcohol, tabaco y cannabis en estudiantes de Enfermería.

Enfermería comunitaria publica un estudio transversal descriptivo a través del cual identifica el riesgo que implica el consumo de alcohol, tabaco y cannabis en estudiantes de enfermería y conoce el uso que éstos le dan al Centro Juvenil de Orientación para la Salud de la Universidad de Granada (CJOS).

Aproximadamente el 10% de la población urbana en todo el mundo consume de forma abusiva alcohol y otras drogas, lo que conlleva importantes repercusiones sociales y de salud.

Los resultados de un estudio señalan que el 95% de los jóvenes habían consumido alcohol en algún momento de su vida (el 34% lo hacían semanalmente), el 58% tabaco (8% semanalmente) y el 35% cannabis (1% semanalmente), lo que supone un alto porcentaje de jóvenes. Así mismo, el 10% afirmó haber tenido problemas de salud, sociales, legales o económicos derivados del uso de alguna de estas sustancias. En relación al uso del CJOS (un centro cuyo objetivo es promover la educación afectivo-sexual y de género; realizar pruebas de embarazo y de detección precoz de VIH; y realizar actividades formativas y de promoción de hábitos saludables para la población juvenil universitaria) el 96% de los jóvenes no conocía el servicio.

La investigación ha sido realizada por Mariana Matias Santos, enfermera de la Universidad Federal da Bahia (Brasil), et al. y ha sido publicado con el título “Detección del consumo de alcohol, tabaco y cannabis en estudiantes de Enfermería” en el último número de la revista Enfermería Comunitaria (2018; vol. 14), estando disponible en: http://ciberindex.com/index.php/ec/article/view/e11319

Los autores destacan la importancia de identificar las peculiaridades en lo que se refiere a la participación de los estudiantes de enfermería en el fenómeno de las drogas. Estos jóvenes, además de ser futuros influyentes para la adopción de hábitos saludables a través de las prácticas del cuidado, también están expuestos a las consecuencias dañinas derivadas de su consumo.

¡Deja tu comentario!

Mª del Carmen Suárez Cotelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*